FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM

Alma Dávila Luévano, legisladora de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), con apoyo de diversas organizaciones civiles, se opuso a la reforma constitucional que pretende reducir los periodos ordinarios de sesiones de la LXIII (63) Legislatura local.

La diputada aseveró que la modificación deja ver la falta de compromiso ético y político de las fracciones parlamentarias, además de que el interés real de sus compañeros es tomar los periodos de vacaciones para promocionarse electoralmente en los distritos a los que pertenecen.

Por tratarse de una reforma constitucional, debe ser aprobada por las dos terceras partes de los 58 cabildos, por lo que la diputada llamó a los presidentes municipales a no abonar para que el poder legislativo caiga en rezago de sus funciones.

Pues de aprobarse la reforma en los cabildos, manifestó la diputada, los integrantes de la Legislatura sesionarían 20 por ciento menos al año. “No se podrá dar salida a la enorme carga de trabajo que existe en materia legislativa”, aseguró.

Además, la diputada informó que actualmente ya tiene comunicación con algunos de los presidentes municipales de Zacatecas, sin precisar cuáles, para que puedan reflexionar sobre la reforma que tienen que avalar.

Por su parte, integrantes de organizaciones que defienden los derechos de pensionados, de la comunidad LGBT+ y de las mujeres concordaron con la diputada, pues destacaron que, si el trabajo legislativo es lento, con la reforma lo será más.

Puntualizaron que se eliminará el trabajo que se realiza en comisiones legislativas y que los diputados preferirán votar “frívolamente, sin atender a la ciudadanía […] Hay puertas cerradas para la ciudadanía, hay muchos temas estancados, por eso el llamado es a que los municipios sean conscientes y exijamos el incremento del trabajo legislativo”.


Los comentarios están cerrados.