Reforma
Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Ejército mexicano asume la migración desde Centroamérica hacia Estados Unidos como un reto para el País.

Ante los embajadores y cónsules de México en el mundo, el Jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, Homero Mendoza, afirmó que a pesar del despliegue de 13 mil 815 elementos del Ejército, Marina y la Guardia Nacional en tareas de migración, no se ha podido detener el flujo de migrantes que atraviesan México para llegar al país vecino del norte.

«Se ha reducido pero es un reto lograr contener el flujo irregular de migrantes», expuso.

En representación del Secretario de Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, quien también estuvo presente en el primer día de la Reunión de Embajadores y Cónsules 2020 pero no pudo hablar por una infección en la garganta, el General explicó la participación del Ejército en los proyectos prioritarios del Gobierno de México.

Mencionó entre ellos a el Plan contra el robo de hidrocarburos, la construcción del Aeropuerto Internacional ‘Felipe Ángeles’, el Plan de Migración y Desarrollo de las fronteras Norte y Sur, el Programa Sembrando Vida, Jóvenes Construyendo el Futuro y la Construcción de sucursales del Banco de Bienestar.

Por otro lado, al hablar sobre la participación de la Sedena en la relación bilateral entre Estados Unidos y México, Mendoza aseveró que el Ejército participa en la reformulación y reorientación de la Iniciativa Mérida.

«Las instrucciones que nos ha dado el señor Presidente de hacia dónde debemos de ir o de orientar el apoyo que se puede obtener de Iniciativa Mérida pero orientado principalmente hacia los proyectos sociales que tiene hoy en día el Gobierno de México», detalló.

En el panel de seguridad, también participó el Secretario de Marina, Rafael Ojeda, quien explicó sobre todo la participación de la Marina en las agregadurías en las Embajadas de México.

Por: Isabella González y César Martínez


Los comentarios están cerrados.