Reforma
Reforma

TAPACHULA.- La Guardia Nacional (GN) y el Instituto Nacional de Migración (INM) mantienen una vigilancia permanente en el río Suchiate, en la frontera con Guatemala, para impedir el ingreso de indocumentados con intención de llegar a Estados Unidos.

Los agentes dijeron que les instruyeron mantenerse atentos ante la información en redes sociales de una nueva caravana que podría partir de Honduras el próximo 15 de este mes.

«Estamos aquí de manera permanente por la seguridad. Nos han dicho de la caravana pero no hay nada (seguro)», dijo un oficial de la Guardia.

Fuentes del INM informaron que hasta ahora la vigilancia en la frontera es normal, pero de confirmarse la nueva caravana desplegarán a más elementos, como lo han hecho en otras ocasiones.

De igual forma autoridades de Guatemala están alertas ante el eventual éxodo, por lo que realizan patrullajes en carreteras que conducen a la frontera con México.

En tanto, en la ribera del Suchiate los agentes del INM revisan que las personas que cruzan por las balsas porten algún documento que les permita ingresar al País, de lo contrario son obligados a regresar a Guatemala.

Debido a la sequía, en el cause del río se han formado extensas playas, lo que ha obligado a los balseros a formar diques de arena y canales para permitir la navegación de las embarcaciones hechizas de tablas y cámaras de neumáticos.

Ante el bajo nivel del afluente, algunas personas se niegan a pagar los 10 quetzales que cobran los balseros y cruzan a pie hacia México.

Por: Édgar Hernández


Los comentarios están cerrados.