MIRIAM SERRANO / NTRZACATECAS.COM
MIRIAM SERRANO / NTRZACATECAS.COM

JIMÉNEZ DEL TEUL. El 4 de enero se realizó una asamblea en Atotonilco, con el principal objetivo de discutir y, en su caso, aprobar o rechazar la construcción de la Presa Milpillas, pese a que el gobernador del estado, Alejandro Tello Cristerna, anunció que el proyecto quedaba pendiente por no haber condiciones.

La convocatoria se hizo desde el pasado 21 de diciembre, con la aclaración que por tratarse de una segunda convocatoria, la asamblea sería instalada legalmente el 4 de enero a las 12 del día, en el salón ejidal, con los ejidatarios que asistieran, independientemente del número de personas.

Fuentes cercanas a los ejidatarios confirmaron que dicha asamblea sí se llevó a cabo; sin embargo, no se informó sobre los pormenores, hasta que no se hiciera legal al asentarla ante el Registro Agrario Nacional (RAN).

Los temas que se trataron fue la discusión y, en su caso aprobación o rechazo del proyecto: construcción de la Presa Milpillas en Jiménez del Teul y línea de conducción para abastecer de agua potable al corredor Fresnillo, Zacatecas y Guadalupe, así como todas las actividades relacionadas con el mismo proyecto.

Al respecto, el delegado del RAN en Zacatecas, Lucio López Ramírez, precisó que esta dependencia no interviene en las asambleas, si los ejidatarios consideran dar a conocer sobre la realización de las mismas, pueden registrarlas.

Aseguró que no es un acto en el que deban avisar a la dependencia, por tanto, dijo desconocer si se realizó o no la asamblea, ni de los acuerdos que realizaron.

“Nosotros damos por hecho hasta que nos traen la documentación, mientras no nos la traigan, no nos damos por enterados”, comentó.

Tal como se publicó en estas páginas en diciembre, Tello Cristerna expuso que pediría al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reasigne los recursos “a una obra que sí se pueda realizar”.

Esto, porque gobierno federal, por medio de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), no asignará recursos económicos para la construcción del vaso de la presa “hasta que estén resueltos los conflictos sociales en la región”, advirtió el director de la dependencia federal en Zacatecas, Víctor Manuel Reyes Rodríguez.

Respecto a los problemas sociales en la región, Tello Cristerna mencionó que es necesario que “baje un poco la intensidad [respecto a la compra de los terrenos] porque los están tratado de vender muy caros, a precios que los avalúos no los dan. Creo que hay actores políticos, ahí se los dejo, que es lo que querían, se está especulando y no lo voy a hacer”.

Agregó que no tiene problemas para que sea otro gobernador quien dé continuidad a la obra de la presa y confió que quienes pretenden vender con sobreprecio las tierras para el vaso de la presa, “recapaciten, porque se le hace mucho daño a Zacatecas”.

Pese a la resignación de las autoridades estatales y federales sobre el status de la obra, pues se encuentra sin avance, los ejidatarios continúan tratando el tema.

Pronto, dijeron las fuentes, darán a conocer los pormenores tratados en la reciente asamblea de Atotonilco.


Nuestros lectores comentan

  1. Pónganse de acuerdo ya y que se construya la presa para el bien de los ejidatarios, la región, y de Zacatecas en general. Hay que aprovechar el agua en Zacatecas en lugar de que no se aproveche o que otra gente la aproveche rio abajo.