FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM

El gobernador Alejandro Tello Cristerna afirmó que permanece el riesgo de violencia en el Centro Regional de Reinserción Social (Cerereso) Varonil de Cieneguillas pues, pese al traslado de 165 reos federales a Guanajuato, se mantienen cientos de reclusos de alta peligrosidad en Zacatecas.

“Sigue siendo una bomba de tiempo. Hay quienes dicen que no debería decirlo, pero no veo por qué se tenga que ocultar a la gente la realidad. Es un penal que tiene tres décadas, lo recibí bajo esas condiciones y he tratado de darle las mejoras para poder funcionar”, reiteró.

Detalló que este lunes se realizó un reacomodo de reclusos integrantes de un mismo cártel que se encontraban en un área en hacinamiento. “Estaban en unos pasillos un grupo que delinque en la frontera sur [del estado], en Loreto, y se reacomodaron a un espacio mayor”, puntualizó.

Tello Cristerna agregó que las autoridades implementan más acciones para prevenir incidentes como las riñas del 31 diciembre de 2019 y 2 de enero de este año, en las que hubo 17 internos asesinados y 10 heridos.

En el caso del traslado realizado el 5 de enero, éste fue un ofrecimiento de la Federación y, aunque el gobernador buscaba que se les llevara a Coahuila, como a los otros 300 reos retirados de Cieneguillas en abril de 2019, se decidió que esta vez los internos se irían a Guanajuato.

Sin embargo, el mandatario admitió que el peligro no cesa, pues del aproximado de 400 reclusos federales que se informó había en el centro regional, quedan más de 200 encerrados por delitos relacionados con el crimen organizado.

“Todavía hay presos peligrosos que siguen estando en un penal que no cumple las condiciones de alta seguridad”, subrayó.

Destacó también que desde dentro del Cerereso se genera delincuencia hacia el exterior, sobre todo extorsiones. “Hay control de varios grupos, entonces es de los grandes retos que tiene este nuevo gobierno federal, junto con nosotros [estatal], para ver cómo lo vamos a atender”, apuntó.

Por ello, Alejandro Tello insistió en la necesidad de construir un nuevo penal en Zacatecas, tanto por las condiciones que tiene el actual, como porque hoy en día un mayor número de delitos requieren prisión preventiva oficiosa; sin embargo, aceptó que en la actual administración sólo se establecerían las bases para el proyecto y éste tendría que continuar en la siguiente.


Los comentarios están cerrados.