REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez federal rechazó vincular a proceso al abogado Javier Coello Zuarth y al coordinador general de Desarrollo Gubernamental de Jalisco, Luis Octavio Pérez Pozos, acusados de sembrar pruebas y otros delitos durante la disputa entre el empresario Juan Pablo González Cimadevilla y su exesposa Ana Patricia Moller en 2016.

Felipe Delgadillo Padierna, juez de control en el Reclusorio Sur, consideró en cambio que sí hay elementos para procesar al exjefe Antisecuestros de la SEIDO, Gualberto Ramírez Gutiérrez, y a tres agentes del Ministerio Público Federal, por delitos que no ameritan prisión preventiva, como falsificación de documentos y contra la administración de justicia.

La audiencia ante el juez se prolongó toda la tarde del martes y madrugada del miércoles, pues comparecieron seis acusados, y solo falta que se presente el principal implicado, González Cimadevilla, que está prófugo.

Pérez Pozos, quien coordinó la campaña del Gobernador Enrique Alfaro, y Coello Zuarth, hijo de Javier Coello Trejo, abogado del exdirector de Pemex Emilio Lozoya habían sido acusados por los mismos ilícitos que Ramírez, además de simulación de pruebas y asociación delictuosa.

La Fiscalía General de la República (FGR) puede apelar la decisión del juez.

El caso de González Cimadevilla, exaccionista de Grupo Modelo, ha provocado un escándalo en Jalisco, donde su esposa estuvo encarcelada por el supuesto robo de dos botellas de vino, y según su versión fue presionada por Coello Zuarth –abogado de González– y por Pérez Pozos, para dejarle la custodia sobre sus dos hijos y así obtener el perdón.

Aunque Moller salió de prisión, no se desistió de todos sus litigios contra González, quien en 2018 inició una ofensiva contra los dos hermanos de su exesposa, con la colaboración de Ramírez Gutiérrez.

La Fiscalía de Asuntos Internos de la FGR acusó que en enero de 2019 Ramírez empezó a manipular informes de inteligencia de las Agencias de Seguridad Interna (ICE) y de Alcohol, Tabaco y Armas (ATF) de Estados Unidos, para incriminar a los hermanos de Moller como si fueran parte de un grupo del narcotráfico.

La SEIDO ejecutó cateos en tres residencias de los Moller en Zapopan, donde los agentes sembraron drogas para inculparlos, al tiempo que se robaron joyas, vinos y aparatos electrónicos.

Delgadillo vinculó a proceso en octubre pasado a cuatro agentes de Interpol México, por supuestamente estar implicados en este caso, donde también se presume el engaño a jueces para librar órdenes de intervención telefónica y los cateos contra la familia de la ex esposa de González.

Los policías están en prisión preventiva por robo agravado, tortura, delitos contra la administración de la justicia en la hipótesis de desviación de una investigación y simulación de hallazgo de evidencias.

 


Nuestros lectores comentan

  1. La nota es mentirosa, en primer lugar el procedimiento no lo llevo Delgadillo Padierna, en segundo lugar los abogados fueron totalmente exonerados por el Juez de Control Cevallos, pues se probó que nunca hubo tal asociación entre los abogados y los fiscales, todo esto fue un ardid de los abogados de la Sra. Muller, y ademas no fue por dos botellas de vino que fue a la cárcel sino por diversos objetos son de más de 3 millones de pesos. Estas informaciones son dolosas y transgiveran a la opinión pública.