REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Miguel Ángel Mancera, integrante de la Comisión de Seguridad Pública del Senado, urgió a aprobar reformas que incrementen los castigos contra la posesión y portación ilegal de armas.

Tras lamentar los hechos ocurridos en una escuela de Torreón, el ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de México consideró que es indispensable endurecer la actuación del Estado contra el tráfico de armas, además de establecer una prohibición total.

«Sin duda alguna se tienen que incrementar las penas, hemos presentado una iniciativa porque hoy es sumamente laxa la reacción que tiene el Estado mexicano ante el tráfico ilegal de armas, no obstante que es el tercer delito en ganancias, a nivel mundial, de la delincuencia organizada», dijo.

«También es muy laxa la respuesta para la comercialización de armas, introducidas ilegalmente a nuestro País, porque la pena mínima es de dos años».

Para Mancera, desde el punto de vista legislativo debe haber un endurecimiento y haya una restricción importante.

«Es una tragedia y hay que insistir en que debemos volver imposible que se pueda portar o poseer ilegalmente un arma de fuego», apuntó.

«Que la portación y el tráfico ilegal de armas se tenga una actuación dura y severa. En algunos países está probado en algunas ciudades y países donde la restricción de armas es absoluta y tienen muchos menores índices de homicidios».

El coordinador de la bancada del PRD en el Senado consideró que los hechos registrados en Coahuila, donde un menor de 11 años disparó contra su maestra y varios alumnos antes de quitarse la vida, son una tragedia que ponen en evidencia la descomposición social que vive México.

Luego de ofrecer sus condolencias a los familiares de las víctimas, recordó que durante su Administración en la Ciudad de México se puso en marcha el programa Mochila Segura, que luego fue suspendido por recomendaciones de organismos de derechos humanos.

Pese a las críticas que han generado ese tipo de revisiones, por considerarlas invasivas para la privacidad de los menores, el senador se pronunció por reactivar el programa.

«Es muy triste porque las armas de fuego llegan a las manos de los niños y eso lo tenemos que evitar a toda costa. En la Ciudad de México tuvimos operativos, se revisaban las mochilas conjuntamente, incluso con los padres de familia», refirió.

«Después vino una polémica y recomendaciones de derechos humanos y se restringió esta práctica, pero la Ciudad de México fue de las primeras en lanzar este tipo de campañas y daban resultado. Se decía que era invasivo para los niños, pero se hacía con el acompañamiento de los padres y los maestros».

Por otro lado, la dirigencia nacional del sol azteca expresó su rechazo por el uso indiscriminado de armas de fuego e hizo un llamado al Gobierno federal para regular el acceso a éstas, con el fin de evitar hechos violentos como lo ocurrido en el Colegio Cervantes.

«No se debe eludir el grave problema como es el tráfico de armamento y la violencia que aqueja a nuestro País, que actualmente enfrenta una crisis de inseguridad grave debido a la falta de estrategia en la materia», indicó.

En un comunicado, lamentó que en la última década hayan ingresado de manera ilegal 2 millones 12 mil 573 armas de fuego, 70 por ciento de las cuales provienen de Estados Unidos.

«Esto pone a México en una situación vulnerable que requiere atención inmediata, además de blindar el acceso de estas armas para menores de edad», expresó.

Claudia Guerrero
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.