Reforma
Reforma

Guadalajara.- Los refuerzos de las Chivas llegaron con cartel de titulares, pero tendrán que ganarse un puesto en la orquesta de Luis Fernando Tena y su triunfal presentación en el Clausura 2020.

El renovado y reforzado club rojiblanco venció 2-0 a los Bravos de Juárez, ante una imponente entrada que rozó el lleno.

El «Flaco» ha señalado tener grandes músicos y hacerlos sonar la misma melodía en los más de tres meses de trabajo juntos. Por eso se la jugó de arranque con el mismo equipo del torneo anterior, salvo J.J. Macías, y el resto de refuerzos inició en la banca, mientras Víctor «Pocho» Guzmán no fue convocado por asuntos personales.

Isaac Brizuela fue el primero en poner peligro en la meta rival con tiro bloqueado por el defensa. Le siguieron los avisos de Alexis Vega y Jesús Molina. Para reflejar la superioridad en el marcador, Vega marcó el primer gol del torneo en un disparo razo de pierna derecha.

La anotación le dio vida a estadio con más de 36 mil almas que volverían a festejar dos minutos después del estreno de su hijo pródigo José Juan Macías, quien volvió a su casa con el gol bajo el brazo. El delantero recibió un pase de Eduardo López y eludió su marca con una finta para ampliar el marcador.

Los decibeles continuaron en el segundo tiempo, pero la contundencia no acompañó los intentos del «Cone» Brizuela, de «Chofis» Lopez y del mismo J.J.

En la batuta, el «Flaco» Tena realizó cambios hombre por hombre con los refuerzos que ingresaron y despertaron la emoción de la afición. Uriel Antuna entró por Brizuela, Jesús Angulo por Alexis Vega, y José Juan Vázquez, el más ovacionado por su pasado chiva y levantar títulos en casa, lo hizo por Fernando Beltrán.

Una muestra de la competencia y la banca de lujo que tiene a su disposición el entrenador con el objetivo de seguir tocando la melodía que quiere su afición: la del buen juego y victorias.

Por: Citlalli Medina


Los comentarios están cerrados.