REFORMA
REFORMA

Cd. de México.- Hasta finales de diciembre, Irán se encontraba en medio de una tensa crisis sociopolítica por las protestas que estallaron el 15 de noviembre a raíz de un alza a los combustibles, mismas que, según organizaciones, fueron fuertemente reprimidas y que dejaron cientos de personas muertas.

Sin embargo, el 3 de enero el panorama cambió: la muerte del General Qasem Soleimani por un dron estadounidense en Irak funcionó a Teherán para impulsar su «discurso nacionalista» y virar la atención hacia el asesinato del militar iraní, explicó a REFORMA Shekoufeh Mohammadi, investigadora del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM.

«(Las autoridades iraníes) han podido desviar la opinión pública de las matanzas que hicieron durante noviembre hacia la muerte de Soleimani y jugar con esto para, de alguna manera, reparar su imagen que estaba por los suelos debido a la represión de las protestas», señaló la académica iraní.

«Esto ocurre cuando le hace falta a la República Islámica que algo así pase, y curiosamente también le hace falta a Estados Unidos que algo así pase», agregó.

Al tercer día de la ola de protestas de noviembre, las autoridades interrumpieron el acceso a Internet en el país, lo que impidió que se conociera al exterior lo que estaba sucediendo y circularan solamente los informes oficiales a través de la televisión estatal.

No obstante, los pocos videos que lograron circular en redes sociales previamente al corte del servicio, y los reportes de diversas organizaciones, permitieron conocer la magnitud de la represión y las graves violaciones a los derechos humanos que se estaban cometiendo contra manifestantes. Al cabo de casi 10 días, había reportes de entre 300 y mil personas muertas, y miles de heridos y detenidos.

Ante ello, la presión nacional e internacional contra el Gobierno de Irán se fue acrecentando, lo que, según la especialista, encontró una «salida fácil» en la muerte de Soleimani.

«(El General) muere en tierra extranjera por un ataque terrorista estadounidense y, entonces, como que esto lo que le da al régimen la posibilidad de decir ‘miren, han matado a nuestro héroe nacional, al defensor de nuestras fronteras, y por lo tanto hay que unirse contra este enemigo externo, de toda la vida, que es Estados Unidos'», apuntó.

Incluso Mohammadi sostiene que, al convertir a Soleimani, quien era amigo cercano del Ayatola Ali Khamenei, en un mártir nacional por su lucha contra el autodenominado Estado Islámico (ISIS), entre otras cosas, el Gobierno se ha dado licencia para volver a poner mano dura contra sus críticos.

Pese a que hay una buena parte de la población que defiende el legado del jefe de las Fuerzas Quds, afirma la experta, hay quienes también reprochan las matanzas que realizó en Siria y en Irak, e incluso en el mismo Irán durante las recientes protestas en el país, por lo que algunos ya han sido encarcelados.

«Desde el primer o segundo día tras la muerte de Soleimani, ya teníamos testimonios de familias que decían que habían arrestado a sus hijos o a sus hermanos porque en redes sociales, por ejemplo, habían escrito algo en contra de Soleimani (…) Algunos noticieros también tuvieron problemas, hubo arrestos o los censuraron porque no habían escrito, por ejemplo, la palabra ‘martirio’, habían dicho solamente ‘la muerte’ de Soleimani, entonces eso es, desde luego, una nueva excusa para seguir con las represiones», enfatizó la iraní.

«Es como una especie de nueva acusación que se han inventado, que es faltar el respeto a la memoria del señor Soleimani».

Ante las sanciones económicas que Estados Unidos ha impuesto a Irán, en respuesta a los ataques a las bases militares estadounidense en Irak como represalia al asesinato del General iraní, la especialista acusa que no sirven de nada, pues quienes las padecen son los mismos ciudadanos.

«Quienes verdaderamente están sufriendo es la gente de Irán, todo está carísimo, ya todos están muy empobrecidos y, finalmente, quienes están inmunes a este tipo de cosas son la élite política», apuntó.

Alejandro Gael Montiel Hernandez
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.