Ernesto González Romo
Ernesto González Romo

Nuestra historia

Durante muchos años un equipo de ciudadanos hemos luchado para transformar al municipio de Zacatecas en la ciudad de la esperanza.

Lo hicimos frente al PRI, luchando contra la maquinaria más corrupta y clientelar de la historia y con Soledad Luévano como candidata ganamos en las urnas lo que después nos arrebataron en los tribunales.

Esa anulación fue un golpe duro para el equipo y cualquiera se hubiera rendido, pero nosotros lo volvimos a intentar y el año pasado, con un candidato externo –que se comprometió a respetar y aplicar los valores de Morena en la capital–, y con el compañero Andrés Manuel empujando a todos los candidatos, ¡volvimos a ganar la capital!

No todos se convencieron de aquella propuesta externa para el municipio, solamente así se puede explicar que Soledad como candidata al Senado obtuvo 9 mil votos más que el candidato a Presidente Municipal.

A un año de aquel triunfo pocas cosas han cambiado en nuestro municipio: el predial sigue siendo tan alto como cuando gobernaba el PRI, nunca se aplicó un plan de austeridad en el municipio y desde el Ayuntamiento se impulsa un aumento en el costo del recibo de Agua Potable que dañará las finanzas de los más pobres de nuestro municipio.

Evidentemente hay personas que se sienten decepcionadas, pero si algo hemos aprendido en estos años de lucha es que las cosas que valen la pena, no salen a la primera y, en nuestra filosofía, está prohibido rendirse.

Esta vez hemos recibido el respaldo de la Senadora Soledad Luévano y de David Monreal para encabezar un proyecto que recupere los valores de Morena en nuestro municipio.

Seguramente muchas personas están pensando en candidaturas o cargos, pero nosotros no estamos enfocados en un proyecto electoral, nuestra prioridad es impulsar un proyecto ético que produzca un cambio de fondo en Zacatecas.

 

¡Seguiremos luchando!

Trabajaremos con dedicación para bajar el predial, para detener los incrementos en el agua, para impulsar una verdadera austeridad en la administración pública, para que la policía de nuestro municipio se convierta en una corporación confiable y honesta que respete a los ciudadanos, para que el Gobierno y los ciudadanos respetemos por igual los espacios públicos, para que los servicios públicos sigan siendo públicos, pero con mayor eficiencia y donde nadie pueda gobernar desde las sombras.

 

No luchamos por cargos,

¡luchamos por cambios!

Seguramente quienes no comparten nuestros ideales ya se frotan las manos para acusarnos de actos anticipados de campaña, porque para ellos todo se reduce a ganar votos y obtener puestos, no conciben que los ciudadanos puedan luchar y organizarse por causas, pero nosotros queremos que nuestro municipio se convierta en la capital de la esperanza.

 

¿Y qué es la capital de la esperanza?

Es un nuevo concepto de la vida pública donde los ciudadanos ya no se limitan a votar por un partido o por un candidato, se trata de participar activamente en los debates y en las decisiones públicas, para que esas decisiones sean más razonables y justas.

Implica acortar las distancias entre políticos y ciudadanos para que todos tengamos las mismas prioridades, para que todos entendamos que lo que hacemos por nuestra ciudad nos beneficia a todos por igual y lo que dejemos de hacer por ella nos perjudica tarde o temprano a todos.

Es ideológicamente un proyecto ambicioso donde las prioridades están afuera del gobierno, porque es justamente afuera donde están los ciudadanos más vulnerables.

 

¿A qué nos enfrentamos?

Para convertir a Zacatecas en la capital de la esperanza, tendremos que darle un último golpe a las viejas costumbres de la política tradicional y desde luego contaremos con la resistencia frontal de los viejos políticos que no conciben ese cambio, seguramente Tello nos combatirá con rabia y desde el municipio tratarán de hacer lo mismo, pero no podrán, porque aunque los jefes sean priistas, perredistas y hasta panistas, las bases están formadas con ciudadanas y ciudadanos libres que comparten las bases de cambio de Morena.

Nos enfrentaremos al dinero y a sus estructuras de poder, así que no será sencillo luchar en esas condiciones, pero estamos acostumbrados a eso,  toda nuestra vida hemos luchado en contra de la adversidad para lograr nuestros sueños, nada se ha regalado, nosotros no nacimos en cuna de oro, así que estamos acostumbrados a lograrlo todo con el máximo esfuerzo.

Pase lo que pase, lograremos un cambio y todos los que compartan esta ilusión son bienvenidos a este proyecto, así que vayan pensando ¿Ustedes en qué ciudad quieren vivir? Y piensen por un momento si están dispuestos a luchar por ese sueño, porque los necesitamos.


Nuestros lectores comentan

  1. Excelente, el municipio de la esperanza, debe ser moderno, transparente de resultado tangibles y de innovación que tenga por eje al ciudadano

  2. Francisco Alejandro Pérez huerta

    Me gusta la idea y yo estoy para apoyar en lo k re ser en mis manos saludos cordiales