Luis Ernesto Olvera Rosas
Luis Ernesto Olvera Rosas

Un 2020 de grandes cambios

 

El mundo enfrentó retos significativos durante 2019, donde está clara la embestida en contra de la sociedad trabajadora, que en el 2020 será difícil que se frene y la protesta social probablemente se recrudecerá, pero hay signos de grandes cambios en México para enfrentarlos.

Lo primero es la lucha social por impedir cambios a la política de pensiones en todo el mundo, aquí en México, una sociedad silenciosa pronto resentirá la pobreza en su vejez, los trabajadores mexicanos ni cuenta se dieron del impacto para su futuro con la Ley de Pensiones de 1997, aprobada principalmente por los  legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), bajo la presión de las instituciones financieras mundiales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), defendiendo los intereses de los grandes capitales en el mundo.

Poco realmente se escucha o lee de los conflictos en otros países que se intenta el cambio de los sistemas de pensiones, el más reciente, ante la organización de los trabajadores, es en Francia, que ha movilizado, según uno de los sindicatos mayoritarios, la Confederación General del Trabajo (CGT) a 500,000 trabajadores, con una huelga que cumple más de 38 días. Están obligando al primer ministro francés, Edouard Philippe, a la propuesta a los sindicatos de retirar la edad fija de jubilación de 64 años y dejarla en 62 años.

En los disturbios en Chile en contra del presidente Sebastián Piñera, no sólo eran por un alza de precios del pasaje, de fondo, es por el gran malestar que han provocado que el 80% de las personas en Chile reciba pensiones que son menores al sueldo mínimo. Su ofrecimiento de aumentar el ahorro provisional de los trabajadores mediante el aporte adicional y mensual del 4% del sueldo de cada trabajador, financiado por los empleadores, no convence a las organizaciones  de los trabajadores.

El gobierno de López Obrador empieza a tomar nota del problema que se avecina para  el 2021 para los primeros jubilados con la Ley de Pensiones de 1997, cuando miles de  trabajadores recibirían sólo el 30% de su salario. Utilizando las calculadoras que ponen las Afores para conocer tu saldo, obtendrías de acuerdo al 1.5 % marcado por la ley, un poco más de 280 pesos mensuales con el actual salario mínimo. Peor para los profesionistas asalariados, si no aportan, en particular más ingresos, su pensión sería casi un salario mínimo actual, teniendo ingresos mensuales de 30 mil pesos con el 1.5 señalado por la ley, su ahorro sería de 466 mil pesos, que equivaldría a vivir de una mensualidad de 2 422 pesos, son cálculos aproximados, pero terroríficos.

Lo hemos dicho en los medios de comunicación, la 4T dio un pequeño paso al problema reduciendo comisiones de 10% en las afores para el fondo de retiro, que impactará positivamente en la pensión de los trabajadores; sin embargo, la crisis salarial originada por los gobiernos priistas y panistas seguirá siendo un problema grave para el futuro de los trabajadores con ingresos de salario mínimo, este deberá llegar a niveles cercanos a los que tienen los trabajadores del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, al menos al final del sexenio de 25 dólares /día, aproximadamente 500 pesos, para que se recupere el beneficio social de los mexicanos. De manera que los 123.22 pesos al día, que significa un ingreso mensual de 3 mil 746 pesos en el país, y para la Zona Libre de la Frontera Norte de185.56 pesos diarios, es decir, 5 mil 641 pesos mensuales, no es suficiente, a pesar de que el 36.21% en el periodo de un año del presente  gobierno  es el mayor desde 1997.

Por supuesto, ya hay las descalificaciones al beneficio que manifiestan estos incrementos, diciendo que ya se pulverizó con la subida de precios, poniendo de ejemplo que la empresa Bimbo subió 2 pesos sus productos, que probablemente rectifiquen, las demás mercancías son los cigarros, bebidas embotelladas, enlatados de frijoles y leche, esperemos que los productores agrícolas sean conscientes y los aumentos no sean desorbitados.

Le voy a poner un ejemplo de la malicia de las notas sobre el tema; con datos recabados  de 2007 a 2015 no rebasó el aumento salarial el 5%, en este periodo sumándolos es de 37%, pero qué cree usted estimado lector, la canasta básica en ese periodo subió de 840.7 pesos a 1315 pesos, lo que representa un incremento aproximado de 64%, los aumentos fueron realmente pulverizados.

El actual gobierno, deberá tener una política de equilibrio de precios de los productos  de la canasta básica con los aumentos salariales, más cuando hasta el momento, no han subido los precios de los combustibles, insumo que también afectó a todos los ciudadanos en los gobiernos anteriores.

Para Zacatecas comentaremos su realidad para el 2020, de acuerdo a la conferencia que efectuó el Coordinador de Ganadería, el Lic. David Monreal y lo publicado por el Gobierno del Estado, que es importante para la consolidación de un proyecto político diferente de nación.

Le deseamos en este regreso a las páginas de NTR el éxito, salud y felicidad con los suyos en este 2020.

 


Deja un comentario