Reforma
Reforma

Cd. de México.- El objetivo del Servicio de Administración Tributaria (SAT) será servir a la ciudadanía, no el llamado terrorismo fiscal o la persecución de los contribuyentes, prometió Raquel Buenrostro, jefa entrante del organismo, en comparecencia ante legisladores.

«El SAT está para servir a la ciudadanía no para perseguirla, no queremos que los empresarios nos perciban como enemigos.

«El SAT no promueve ni promoverá jamás, el llamado terrorismo fiscal, no somos inquisidores de las clases medias y populares», aseguró durante su comparecencia en la Cámara de Diputados para ser ratificada en el cargo.

Buenrostro también aseguró que no habrá nuevos impuestos durante su gestión, además de que no prevé una reforma fiscal en el corto plazo.

«No es objetivo una reforma fiscal, antes de pensar en una reforma tenemos que pensar en ser mas eficientes», dijo.

Para ello, estableció tres líneas bajo las cuales guiará la gestión del fisco, a las que llamó el ABC del SAT: aumentar la eficiencia recaudatoria, bajar la elusión y la evasión, y combatir la corrupción.

Buenrostro refirió que México es uno de los países con menor recaudación en Latinoamérica y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Los ingresos tributarios del País, señaló, equivalen a 16 por ciento del PIB, mientras que en Chile se logra arriba del 18 por ciento y en la OCDE más del 34 por ciento.

«Hay suficiente espacio de mejora en la recaudación sin la necesidad de hacer una reforma fiscal en este momento», reiteró.

Por: Ricardo Yaid Carrillo Jovel


Los comentarios están cerrados.