FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA/NTRZACATECAS.COM

El fiscal Francisco Murillo Ruiseco informó que se investiga como homicidio calificado el caso del policía estatal que disparó contra uno de sus compañeros y lo hirió de muerte, dentro de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

“Quiero que quede perfectamente claro: el Ministerio Público lo presentó ante el juez por homicidio calificado […] Nosotros encontramos elementos para proceder por este delito”, que “lleva dolo implícito”, recalcó el titular de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE).

Detalló que hasta este viernes corría el plazo constitucional “que el imputado tiene para establecer lo que a su derecho convenga”, pero vence este sábado, cuando se resolverá la situación jurídica del elemento de seguridad y se confirmará si será vinculado a proceso.

En cuanto a la versión de que el titular de la SSP, Ismael Camberos Hernández, adelantó que el deceso había sido un accidente, Murillo Ruiseco declaró que “corresponderá al secretario asumir esa circunstancia”.

Los hechos ocurrieron el sábado 11 de enero cuando, a través de un comunicado, la SSP informó que uno de sus elementos había muerto por “herida de arma de fuego” en las instalaciones de la PEP, por lo que la FGJE inició una carpeta de investigación.

El fallecido, identificado como José Guadalupe, de 24 años, salía de una práctica en la Banda de Guerra; al encontrarse en campo para la asignación de patrullas y salir a cubrir servicio, “se escucharon detonaciones y se confirmó que un policía estaba herido”, luego murió.

“En relación a los hechos, se manifestó en el lugar que a uno de los elementos policiales se le accionó su arma, razón por la cual la Secretaría de Seguridad Pública lo puso a disposición de la fiscalía”, precisó la Vocería de la SSP.

Un día después en la comunidad Casa de Cerros, de Pánuco, autoridades rindieron un homenaje póstumo a José Guadalupe Meza Guajardo, para “dejar testimonio de su paso en las filas de la Policía Estatal y reconocer su trayectoria como buen elemento”.

En la entrevista de este viernes, el fiscal Francisco Murillo también informó de otros casos: de las riñas en el Centro Regional de Reinserción Social (Cerereso) de Cieneguillas, se identificó a dos internos como agresores; sin embargo, “pudiera haber responsabilidad de custodios”.

Sobre los menores agredidos recientemente, expuso que no han sido localizados los atacantes que golpearon a un bebé de 9 meses en Jerez, aunque el caso va adelantado y ya se tienen identificados a presuntos responsables.

De la niña de 3 años que murió por golpes en Fresnillo, expuso que las diligencias se pasaron a Jalisco, por incompetencia de Zacatecas, ya que los hechos fueron en una localidad del estado vecino.

 

Sin recursos para UIF local

El fiscal Francisco Murillo aclaró que no existen recursos etiquetados para trasladar la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica de la Secretaría de Finanzas (Sefin) a la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE).

Esto en respuesta a la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre, quien llamó a reforzar la unidad y avanzar en investigaciones por corrupción, al recordar que el ex gobernador Miguel Alonso Reyes acumula 120 investigaciones por un posible desfalco de 3 mil millones de pesos.

Murillo Ruiseco puntualizó que Inteligencia Patrimonial y Económica aún pertenece a la Sefin y “no ha sido posible la separación por un tema de recursos financieros”.

Expuso que, en diciembre de 2019, hubo acercamiento con la Legislatura del Estado para que los diputados etiquetaran los montos necesarios para mover y reactivar la unidad; sin embargo, los resultados no fueron positivos.

“Estamos en pláticas para poder hacer este traslado, pero buscando que tenga viabilidad financiera, que haya recursos económicos suficientes para que esto pueda funcionar”, argumentó el fiscal.

Para que la unidad comience a trabajar, se requieren 4 millones de pesos, además de personal especializado, pues las investigaciones que se realizan tienen que ver con el sistema financiero mexicano.

“Se requieren contadores y actuarios; estamos hablando que se necesitan entre 3 y 4 millones de pesos para que puedan ser transferidos a la fiscalía del estado. Estamos trabajando, estamos viendo si hay los recursos para que sean trasladados porque no hay presupuesto”, afirmó.

En cuanto a las denuncias contra Alonso Reyes, Francisco Murillo recalcó que la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción requiere diligencias que tienen que ver con investigación en temas patrimoniales, en coordinación con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del gobierno federal.

“Son diligencias que se tendrán que realizar todavía para completar esas investigaciones en contra del ex gobernador y de otros ex funcionarios públicos”, concluyó.


Los comentarios están cerrados.