REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de la Función Pública suspendió el proceso de contratación de tres de las cuatro partidas para proveer medicamentos que le fueron adjudicadas en diciembre a Laboratorios Solfrán, propiedad del ex superdelegado en Jalisco, Carlos Lomelí.

Sin precisar las causas que llevaron a la suspensión, la SFP señaló en una tarjeta informativa que ésta se realizó el 14 de enero a través del Órgano Interno de Control (OIC) de la Secretaría de Hacienda.

Grupo Reforma publicó ayer que Laboratorios Solfrán burló la inhabilitación de dos años y seis meses que la SFP le impuso en septiembre de 2019 al obtener una suspensión definitiva del Tribunal Federal de Justicia Administrativa que le permitió participar en la compra consolidada de medicamentos en diciembre.

La Función Pública indicó que no se ha celebrado el contrato respectivo en tres de las cuatro partidas debido a que «se llevan a cabo investigaciones sobre su adjudicación».

Solfrán, según el fallo publicado, obtuvo la adjudicación de las partidas 3,10, 26 y 59 para proveer electrolitos orales en solución y polvo, aluminio y magnesio en suspensión oral, así como cinitaprida en comprimidos, por un monto mínimo de 51.4 millones de pesos y máximo de 128.6 millones.

Rolando Herrera
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.