KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

Alrededor de las dos de la tarde de este lunes, trabajadores de la Coordinación Jurídica del Instituto de Cultura Física y Deporte del Estado de Zacatecas (Incufidez) desalojaron a los propietarios del vivero El pensamiento, ubicado en las inmediaciones del Gimnasio Marcelino González.

Isau Amador, empleado e hijo de los dueños de viveros El Pensamiento, refirió que desde hace 35 años ofertan una gran variedad de plantas y artículos para jardín, siendo actualmente el sustento de tres familias.

Acusó que fueron desalojados sin previa notificación y que el argumento que dieron las autoridades para la realización de dicho acto fue “la falta de pago de las cuotas al Incufidez” por poco más de dos años.

Pagos que se dejaron de realizar ya que “se estaban haciendo pagos de interés sobre interés y el trato del personal del instituto empezó a ser déspota; además, nunca supimos a dónde fue a parar ese dinero de las cuotas por tantos años”.

Agregó que han solicitado audiencias con el gobernador, mismas que han sido negadas, y se han iniciado juicios en el tema en los que “de la noche a la mañana fue cambiado el juez”.

Refirió que dentro de esta acción en contra de su negocio, hay “lucro para la obtención de terrenos, a lo que nosotros vemos al enfoque es el desalojar para construir locales y ese dinero a donde va, si este terreno no es del Instituto”.

Precisó que el terreno del que fueron desalojados, era área verde y el incufidez no se hacía cargo de ella; “nosotros empezamos a pedir y se nos cedió el espacio, cuando estaba de director del instituto Carlos Chacón, recordó que también realizaron pagos con mercancía, además que no siempre revieron recibos de los pagos que dieron”.

“Nosotros trabajamos, nosotros no somos personas delincuentes que estamos lucrando con el espacio. Nosotros trabajos lo que es la vida, con las plantas y la vegetación”, detalló que están en riesgo más de mil plantas, ya que se trasladaron a un lugar que no cuenta con las condiciones para tener un cuidado adecuado.

Refirió que durante la actual administración del Incufidez, se construyó a unos pocos metros de su negocio una taquería, el cual es propiedad del sobrino del Coordinador Jurídico del Instituto de Cultura Física y Deporte del Estado de Zacatecas, José Francisco Santivañez.

“Él sí pudo cimentar. Ya tiene la infraestructura y ya está trabajando, sin que nadie lo esté molestando. Más de 35 años nosotros aquí laborando en nuestro espacio y él en menos de tres años ya construyó y tiene espacio, sin moverlo, o sea donde está la igualdad en la aplicación de las leyes”.

Fotos: Hugo Leandro


Los comentarios están cerrados.