ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM

Más de 700 expedientes laborales, tan solo del año 2019, se encuentran rezagados en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA); en total son cerca de 6 mil los casos en esta situación y algunos de ellos con fechas de ingreso hasta del año 2000, expuso el secretario general de Acuerdos, Glafiro Esparza Castillo.

Detalló que el año pasado ingresaron a la Junta un total de mil 100 demandas, de las cuales 30 por ciento se logró darles una solución exitosa por “vía amistosa”, es decir, bajo convenios entre las partes durante los juicios; 70 por ciento continúa en trámite.

Afirmó que el proceso, en muchos de los casos, no ha logrado concluirse debido a la falta de peritos en la JCLA, pues al no poder desahogar pruebas específicas, se limita el actuar de los casos.

“La Ley Federal del Trabajo es un derecho social, por lo que busca favorecer al más desprotegido, de manera que lo que deviene es brindar apoyo de manera gratuita; sin embargo, en las ocasiones que se requieren peritos, la junta no cuenta con ellos”.

“Por ello muchos asuntos se quedan estancados, porque no podemos desahogar pruebas como evaluación de lesiones, entre otras”.

Sentenció que se requieren al menos tres tipos de peritos especializados para la Junta Local: en dactiloscopia, grafología y evaluación de lesiones; los cuales –reiteró– “deben ser gratuitos”.

Además de los peritos, agregó que hace falta personal, como proyectistas suficientes para audiencias, pues con la cantidad que hay no es posible atender la demanda que presenta la dependencia.

Otro de los problemas detectados en el avance de soluciones es la atención por parte de los afectados, pues no dan impulso a las notificaciones que se solicitan o “señalan domicilios que son erróneos, por lo que no podemos emplazar o notificar a los testigos y debemos detener el procedimiento para requerir nuevamente a las partes la información”.


Los comentarios están cerrados.