Rafael Calzada Vázquez
Rafael Calzada Vázquez

La sucesión en Zacatecas. Caso de Morena

 

Apenas tomaba posesión Alejandro Tello en el gobierno del estado, se reiniciaba la campaña de más de tres lustros que por alcanzar la gubernatura lleva David Monreal.

Había competido contra Miguel Alonso, al que en una obvia jugada de su hermano mayor posteriormente le alzó la mano como candidato del Monrealismo, ahora por el PRI, en contra del candidato del partido en el gobierno,  el PRD, que fue por el partido que alcanzó el poder la familia. La inclusión del tesorero y el procurador, identificados plenamente con Ricardo, en el equipo de Alonso, entre otros, dio evidencias inmejorables del acuerdo obtenido, y de que a David se le sacrificó en ese acuerdo. Se comentó en los corrillos que el compromiso de Alonso había sido “devolver la copa” a David.  No fue así.

De ahí se infieren causas de los desencuentros que se tienen entre Mejía Haro y los “representantes” en el gobierno municipal de la corriente de David.

David ya trae una carrera de fogueo que le ha venido dando formación en su carrera. También, y lo más importante, trae ahora un impulso propio, independiente del que le puedan dar otras fuerzas o personas.

David trae impulso, estrategia, estructura, respaldo en el centro y desde luego aspiraciones sólidas que le hacen sin duda alguna el aspirante de Morena mejor posicionado.

Como Morena es un partido que no ha definido cómo llevará su vida orgánica e institucional, sigue siendo un movimiento con tribus, facciones o sectas que hacen posible que cualquiera de los políticos que han levantado la mano o la levanten pueda hacerse con la candidatura.

En mi análisis, no existen reglas claras de selección. A grado tal que hemos visto el ejercicio de la tómbola para seleccionar candidatos a la representación nacional y que “ni la buscaron ni la soñaron”, pero que llegaron a ser diputados.  Aunque ni ellos se hayan enterado para qué.

De ahí que el hecho de que el Senador Narro se manifestara con interés y que Mejía y Medina se promuevan en algunos sectores de la población, pudiera ser que les genere condiciones de que, en términos del beisbol,  si se le cae la pelota a David, estén en condiciones de cacharla. Ahí se incluye a otro Monreal. A Saúl.  Que también se mueve y se promueve.

No todo está dicho y aún la vida misma, no la tenemos comprada.  Sin embargo, si otra cosa no sucede, ni las movilizaciones del frente popular, ni las de los mineros podrían impedir que David sea, primero, el abanderado de Morena y, posteriormente, el gobernador del Estado.

No dudo de la formación de Luis Medina, ni de Ulises y mucho menos de José Narro.  Veo en la ecuación de Rangel Gaspar, a la que me referí en la columna anterior,  fuerte en el Centro y en la Entidad a David. Veo alguna fuerza en el Centro y alguna fuerza en regiones de Zacatecas a Narro.  No veo fuerte en el Centro a Luis Medina  y tampoco lo veo con una fuerza mayor en Zacatecas, no obstante su obvio control del comité estatal de su partido.

Creo que si hubiese generosidad en David, podría haber claros encuentros y acuerdos con Mejía, Medina, así como con otras fuerzas ciudadanas, como las que representa Javier Calzada, que ha sido señalado como un diputado eficaz, serio y con oficio político que le gana la simpatía de muchos, pero al que no se le ve vinculación partidaria con Morena, aunque sí con su aliado el NUEVO PES y aun con Narro.

Así las cosas. ¡David Monreal, VA!


Nuestros lectores comentan

  1. Jose Manuel Hernández

    Líder es el que conduce con sabiduría, quién logré la unidad de la militancia y aspirantes a gobernar Zacatecas necesita sabiduría y liderazgo.