CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM
CUQUIS HERNÁNDEZ / NTRZACATECAS.COM

“Para Cañitas de Felipe Pescador, en efecto, el panorama es desalentador tras la salida del ferrocarril, pero tiene, además, dos enemigos que afrontar, como la incapacidad de generar recursos propios y la política federal, que advierte que no está dispuesta a rescatar a los municipios”, consideró José Luis Guardado, maestro en Teoría de Política Monetaria de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ).

El también experto en economía política, advirtió que el problema financiero no sólo lo enfrenta Cañitas, sino es de la mayoría de los ayuntamientos de Zacatecas que tienen una economía muy frágil y una administración y finanzas muy atrasadas, sobre todo porque “son incapaces de generar ingresos propios y dependen de la economía del Estado”.

Por ello, consideró que al no ver una solución a corto o mediano plazo para que Cañitas de Felipe Pescador se recupere de su situación, el Municipio deberá buscar la forma de “arreglárselas por cuenta propia”, lo que significa impulsar desde la administración otro tipo de actividades, ya que tampoco la agricultura es esperanzadora, más ante la sequía vivida el año pasado.

En lo personal, “aunque el panorama es muy complicado, por lo que debieran generarse condiciones para hacerse llegar recursos mediante los impuestos municipales como el Predial, el agua o por la recolección de basura y analizar si están realmente generando ingresos y si la gente está cumpliendo con esta responsabilidad”.

En este caso, el catedrático consideró que el ayuntamiento debe generar políticas públicas que impulsen una diversificación en la actividad económica, y revisar en qué medida, en caso del campo, pueden modernizarse y diversificar los cultivos y no tener la actividad agrícola todavía arraigada en lo tradicional.

Y debe ser el Municipio el que debe entrarle a resolver sus propios problemas, porque por otra parte, “el gobierno del estado no tiene recursos, no tiene con qué entrarle [para el rescate económico de Cañitas]”, lo que significa, insistió, en que desde la administración deben impulsarse otro tipo de actividades, en colaboración con la propia ciudadanía ante un hecho que los mantiene por ahora “en un callejón sin salida”, pues a un corto plazo, no se avizora una solución.

Guardado Pérez insistió en que la economía de Cañitas no es algo complicado sólo para ellos, sino que lo es para muchos otros municipios, que deben reorientar sus políticas para generar mayores recursos propios, como el pago de los impuestos que son de competencia municipal “y si no, a recuperar; lo que no se ha cobrado que se cobre y entender que el problema no es solo de la administración, sino también de sus habitantes”.


Nuestros lectores comentan

  1. Perfecto pero cuando llegan los recursos no es equitativa la repartición y mucho menos si no eres pariente o que seas de contentillo para poder disfrutarlo y se nota ya que la mayoría de los beneficios que se otorgan se destinan en gran parte en los empleados del ayuntamiento