KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

Vestuarios del Santo Niño de Atocha, el Niño de las Palomitas, San Miguel y San Judas Tadeo, son los más solicitados por los creyentes en el Niño Dios, quienes preparan sus imágenes para ser bendecidos este 2 de febrero, Día de la Candelaria.

En un recorrido hecho por NTR Medios de Comunicación, en el Arroyo de la plata y otros puntos de venta de vestidos para niños Dios, se constató que lo zacatecanos continúan utilizando vestimenta tradicional en las imágenes, contrario a lo que sucede en el sur del país en donde se ha iniciado a caracterizar esta imagen como personajes de película como el Guasón, futbolistas y personajes de anime.

De acuerdo con la iglesia católica, el Día de la Candelaria se celebra 40 días después de Navidad, fecha en la que la Virgen María presentó formalmente a la iglesia el niño Jesús, razón por la cual en la actualidad los fieles creyentes llevan sus Niños Dios a bendecir, y para ellos eligen el atuendo prefecto.

Doña María, quien desde hace más de 30 años elabora y vende diversos vestidos para Niño Dios, expresó que es muy gratificante ayudar a elegir un vestido, ya que es como preparar a un niño para su bautizo.

En referencia a la solicitud de vestuarios extravagante, mencionó que en el estado la gente es muy “tradicional” y busca vestir a sus niños como algún santo o con un simple ropón que les agrade.

Dijo que lo más raro que le han llegado a pedir es un vestuario de minero; sin embargo, al ser poca la demanda o casi nula, no se cuenta con él y, “en el caso de que una persona quiera vestirlo de minero, moro o barbón, se manda a hacer con alguna costurera”.

Sus costos son variables, depende del tamaño, número de accesorios y detalles, por lo que sus precios oscilan entre los 60 pesos el más económico y pequeño hasta los 240 pesos.

Fotos: Antonio Bernal


Los comentarios están cerrados.