*Pedro de León Mojarro
*Pedro de León Mojarro

“No puede haber justicia social sin justicia tributaria.

Tenemos que hablar de impuestos, de evasión fiscal,

 de una renta mínima para garantizar que evitamos la pobreza

Pedro Sánchez

 

Alguno de mis cuatro lectores se preguntará: ¿y nosotros qué tenemos que ver con los acuerdos de esa reunión? La que se realiza en Davos, Suiza, y donde se reúnen los principales líderes políticos y empresariales del mundo.

De la reunión realizada el mes pasado, salieron dos acuerdos fundamentales, para la sobrevivencia del planeta y quienes lo habitamos.

El primer acuerdo, es el que tiene que ver con un llamamiento URGENTE para tomar medidas que reduzcan la emisión de dióxido de carbono hasta llegar a cero en el 2050, para efecto de bajar el calentamiento global 1.5 °C, como era en la etapa preindustrial.

Este acuerdo fue respaldado sensiblemente por los empresarios y banqueros que se dieron cita al asumir los principios de “inversión  responsable” y “banca responsable” reconociendo las metas del Acuerdo de Paris, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Un dato importante de resaltar es que los actores del Foro Económico Mundial reconocieron que la mitad de los riesgos globales son ambientales, muy por encima de problemas geopolíticos y económicos.

Fue relevante la asistencia de Greta Thunberg con su grito desesperado para rescatar nuestro planeta, mismo que fue escuchado por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien se había manifestado en contra de los acuerdos de París.

El segundo acuerdo se refiere al “Capitalismo Socializado”. Este concepto se refiere a una más equitativa distribución de la riqueza que los países producen, vinculada a la sostenibilidad ambiental. Su efecto sería, un mayor ingreso de los que menos tienen y una menor concentración de capital de quienes más acumulan.

Capitalismo Socializado significa también impulsar la verdadera justicia social, ya que, como lo expresó el presidente de España, Pedro Sánchez “no puede haber justicia social sin justicia tributaria. No basta con redistribuir la renta en los impuestos… Equidad y crecimiento son mutuamente compatibles. Sólo el crecimiento sostenible justo contribuirá a sociedades de paz… ha llegado el momento de entrar a una nueva era que resuelva los fracasos del neoliberalismo… una nueva era que nunca más permita que el proceso económico se haga a expensas de los seres humanos.

México, como otros países, se encuentra en la búsqueda del nuevo paradigma para atemperar la terrible desigualdad que padecemos, ya que, efectivamente, el crecimiento económico en nuestro país ha significado el beneficio para unos pocos y la exclusión de la mayoría.

Crecimiento económico sin equidad social, como está sobradamente demostrado, no le sirve a la sociedad. Atemperar las desigualdades mediante una mejor distribución de la renta nacional, se corresponde ampliamente con el concepto de “Capitalismo Social, acuñado en el Foro de Davos. Por ese camino avanza nuestro país.

Muchos critican la distribución de apoyos económicos para millones de familias en pobreza extrema y pasan por alto que a los grandes banqueros, año con año, se les asignan 50 mil millones de pesos en promedio para el pago de intereses de una deuda que los mexicanos no contrajimos.

Por eso hay mucho de razón en la frese que dice que “La crítica de la reacción está moralmente derrotada”.

 

*Coordinador Estatal del Movimiento Nacional Ruta 5

 


Nuestros lectores comentan

  1. José Dominguez Ruiz

    Todo sería posible con una distribución equitativa pero de la EDUCACION. Sin educación no hay nada.