SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Soledad Luévano Cantú, senadora de Morena, reveló que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) tiene en la mira otras denuncias contra Juan Alonso Reyes, por lo que llamó a todo el que tenga pruebas a aportarlas y nutrir la investigación contra el hermano del ex gobernador Miguel Alonso.

La legisladora federal también llamó al mandatario estatal, Alejandro Tello Cristerna, a no proteger a su antecesor ni a la familia Alonso, pues recordó que “durante muchos años se ha dicho que era él [Juan Alonso] quien cobraba los diezmos y la corrupción que había en esa administración”.

La representante de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) confirmó que presentó una denuncia formal ante la UIF con “un estado de cuenta bancario original, a nombre de Juan Alonso”, que revela movimientos por cantidades millonarias; el documento, precisó, lo recibió de “un zacatecano”, quien sólo le solicitó que se protegiera su identidad.

Celebró que la respuesta del titular de la unidad, Santiago Nieto Castillo, fuera positiva y que se comprometiera a efectuar la investigación correspondiente, lo que se espera “concluya en un periodo de seis meses”.

Soledad Luévano agregó que, en la respuesta del funcionario federal, se le informó que existen otras denuncias contra Juan Alonso. “Pero no me dan a conocer cuánto ni de qué, está en la carpeta de investigación en proceso y confío que nos informe. Nuestra justicia es lenta, pero llega”.

Confió en que, durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, la investigación avance de manera rápida para demostrar si los recursos económicos que se presume maneja Alonso Reyes fueron obtenidos de manera lícita y, en caso contrario, actuar conforme a la ley.

Otros casos

Soledad Luévano recordó que personalmente presentó dos denuncias contra Miguel Alonso, una por la creación de 24 empresas fantasmas para la presunta reparación de caminos y en la que se presume que fueron desviados 304 millones de pesos.

La segunda acusación fue por el presunto desvío de mil millones de pesos de diversos programas para la promoción personal del ex gobernador de Zacatecas. Ambas denuncias están en trámite, “pero ha habido muchos problemas para que avancen las investigaciones”, reprochó la senadora.

Mencionó que la carpeta de investigación respecto a los 304 millones de pesos desviados está en la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), “pero Tello y su fiscal [Francisco Murillo Ruiseco] tienen en sus manos la investigación”.

Con respecto a la de los mil millones de pesos, Luévano Cantú informó que se pidió el SAT y la Procuraduría Fiscal de la Federación se integren los expedientes para que avancen las indagatorias.

Añadió que se hizo de su conocimiento que Alonso Reyes fue llamado a comparecer ante el Ministerio Público (MP) y agentes de esta corporación acudieron a su domicilio. “Pero veo muy difícil que avance esta investigación porque el fiscal Murillo respondió a los intereses de Tello y el gobernador está decidido a proteger a su amigo de toda la vida”, advirtió la legisladora.

Por ello, insistió a Tello Cristerna “que deje de proteger al ex gobernador, para que permita que avancen las investigaciones y deje de ser tapadera de corruptos”.

Largo historial

En los documentos en poder de NTR sobre la más reciente denuncia ante la UIF, la senadora de Morena menciona una nota de la revista Proceso, publicada en diciembre de 2016, bajo el encabezado: “Sin cargo alguno, hermano del exgobernador de Zacatecas operaba en la administración estatal”.

En esta nota periodística, que publicó originalmente el diario Reforma el 8 de diciembre de 2016, refiere a un correo electrónico que presuntamente demuestra el poder de Juan Alonso en la pasada administración.

En el texto se da a conocer que el hermano del ex mandatario estatal daba el visto bueno a las bases de licitación, se encontraba con contratistas, autorizaba reuniones de funcionarios con proveedores, era notificado de movimientos de personal y recibía ofertas de empresas interesadas en ser contratadas.

Además, es señalado como la cabeza de una red de corrupción en la que presuntamente participaban exfuncionarios estatales de áreas como Salud, Administración, Recursos Materiales, Campo, Obras, Vivienda, Infraestructura y Finanzas.

En sendas denuncias penales presentadas recientemente, también se acusa al “Ingeniero”, como llaman a Juan Alonso, de extorsionar a constructores y proveedores de Zacatecas

Con respecto a estas acusaciones, NTR Medios de Comunicación obtuvo testimonios de varios constructores que afirmaron que Juan Alonso los citaba en la casa de la familia, ubicada en la calle Fernando Villalpando en el centro de la capital, donde tenían que entregar sobres amarillos con hasta 20 por ciento del costo de las obras a realizar.

Los testimonios recabados por esta casa editorial dieron cuenta que debían esperar por hasta una hora en la puerta de la casa, la puerta se abría y entregaban el sobre con el dinero obligados a esperar a que Juan Alonso contara el dinero para darles el visto bueno.

Adicional al dinero entregado los constructores acusaron que era forzoso el hacer entrega de al menos 2 por ciento del material que utilizaban, lo que iba en demérito en la calidad de sus obras.

Estas quejas fueron confirmadas durante la glosa del quinto informe de gobierno de Miguel Alonso por el entonces diputado panista Mario Cervantes González, quien dijo contar con las denuncias de varios constructores del estado.


Los comentarios están cerrados.