REFORMA
REFORMA

México.- El Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que no ha habido violencia contra los migrantes que intentan ingresar a México, mientras que defendió que la Guardia Nacional sólo impidió que caravana entrara por la fuerza al territorio.

«Respecto al uso de la violencia desproporcionada, no tenemos ninguna recomendación de Derechos Humanos respecto a la Guardia Nacional , la cual apoya al Instituto Nacional de Migración, es una de sus tareas propuestas e la ley», aseguró el funcionario durante conferencia matutina en Palacio Nacional.

«Del número de personas que se tiene contacto, la vez que se quiso pasar por la fuerza. Ahí está la evidencia, se ofrecieron todas las opciones que México tiene», dijo.

Asimismo, Ebrard señaló que las cerca de 700 migrantes fueron engañados bajo el argumento que con solo firmar un breve formato y una solicitud de refugio podrían atravesar el territorio nacional para llegar a Estados Unidos.

«Lo que no se puede es que un grupo, que eran 700, pretendan entrar por la fuerza. Si eso se permitiese podríamos poner en riesgo a los migrantes», indicó el Canciller.

Cuestionado por la fecha en la que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos visitará el País para verificar las condiciones de las estaciones migratorias, Ebrard aseguró que ésta aún no está definida.

El pasado 23 de enero, cientos de migrantes centroamericanos rechazaron la oferta de entregarse a las autoridades mexicanas en Chiapas, mientras sus peticiones de asilo eran revisadas, por lo que intentaron ingresar por la fuerza al País.

Elementos de la Guardia Nacional frenaron su paso en el Municipio de Suchiate, el cual fue criticado por causar supuestos daños y lesiones contra los migrantes.


Los comentarios están cerrados.