ALEJANDRO CASTAÑEDA/NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA/NTRZACATECAS.COM

El Consejo Directivo de la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (JIAPAZ) no logró acuerdos para modificar el aumento a las tarifas del servicio básico y pospuso el debate para el 2 de marzo, por lo que en tanto se mantendrán los nuevos precios.

En una sesión maratónica, convocada de manera extraordinaria para este sábado y que se extendió más de siete horas, se plantearon diversas propuestas como respuesta a la inconformidad de los usuarios de la capital, Guadalupe, Vetagrande y Morelos, donde denunciaron cobros excesivos.

Los alcaldes de Zacatecas, Ulises Mejía Haro, y de Guadalupe, Julio César Chávez Padilla, se enfrascaron en una discusión por los proyectos presentados, que serán analizados durante dos semanas por los integrantes del Consejo Directivo debido a que estaban incompletos o faltos de soporte, la mayoría.

El primero sugirió ampliar el rango de consumo base a 10 mil metros cúbicos, pues actualmente se encuentra en 5 mil, con una sola tarifa doméstica de 140 pesos, mientras que el segundo solicitó revertir por completo el aumento y que se aplicaran las tarifas de 2019.

Al insistir en su postura, Chávez Padilla también chocó contra otros miembros de la junta, como Luis Maldonado Moreno, titular de la Secretaría de Agua y Medio Ambiente (SAMA) del gobierno del estado, y Alejandro Enríquez Suárez del Real, representante de las cámaras empresariales y la ciudadanía.

El presidente municipal de Morelos, Eduardo Duque Torres, respaldó la propuesta de Mejía Haro con un agregado: subir las cuotas gradualmente y “no de un golpe”. El de Vetagrande, Manuel González Acosta, tuvo pocas participaciones, sin formalizar posición, y criticó que no hubiera consenso.

Víctor Manuel Reyes Rodríguez, delegado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) del gobierno de México, se mantuvo al margen del debate.

En riesgo, viabilidad

Benjamín de León Mojarro, director de la JIAPAZ, aceptó el cambio en el rango base de consumo, pero hasta 7 mil metros cúbicos, además se ofrecería 25 por ciento de descuento para grupos vulnerables: madres solteras, personas con discapacidad, adultos mayores y pensionados; así como 50 por ciento de descuento en derechos de incorporación en colonias marginadas de reciente ingreso a la JIAPAZ.

Estas medidas generarían un déficit de 2 millones de pesos anuales, que serían cubiertos con ahorros internos de la Junta Intermunicipal.

El resto de las propuestas presentadas en la sesión implicaba déficit de entre 15.9 millones y 72 millones Aseguró que el consumo de energía eléctrica diario, para llevar agua de los pozos a los cuatro municipios, le cuesta al organismo que dirige 400 mil pesos, que suman 12 millones de pesos mensuales, por lo que cuestionó la viabilidad financiera de las propuestas de los alcaldes.

De León Mojarro reiteró que la alza en las tarifas se debió aplicar porque durante años no hubo un ajuste inflacionario y explicó que los proyectos de Ulises Mejía y Julio César Chávez generarían 15 y 72 millones de pesos de déficit para la JIAPAZ, respectivamente, lo que comprometería su funcionamiento.

Alejandro Enríquez, también presidente local de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), pidió a los alcaldes que aportaran 50 por ciento de su sueldo y los de los regidores de sus Municipios para destinarlo a la junta y que beneficien a los sectores marginados.

Esto provocó el enfrentamiento entre los participantes por los montos de salarios del personal administrativo de la JIAPAZ, de los presidentes y otros funcionarios municipales, quienes reviraron que debe revisarse el organismo y someterlo a principios de austeridad.

Además, los alcaldes respondieron que el déficit se solucionaría con inversiones de los tres niveles de gobierno y un plan integral a mediano y largo plazo, en el caso del de la capital, o si los diputados locales modificaran el presupuesto estatal y dieran más dinero a la junta, opción del de Guadalupe.

Sin embargo, se les cuestionó que prevalecía la incertidumbre de que efectivamente se obtendrían los recursos. La discusión se prolongó sin llegar a algún acuerdo. Chávez Padilla exigió que se votaran las propuestas, a lo que se negó la mayoría con el argumento de que carecían de estudios y certezas.

Al final, salvo el alcalde de Guadalupe y el titular de SAMA, votaron decretar un receso y que la sesión se reanude hasta marzo. Se planteó que para entonces se dé un voto definitivo de las propuestas o la formulación de una nueva, según las gestiones para recursos que logren los alcaldes.

 


Nuestros lectores comentan

  1. Se debio suspender el aumento hasta que no se tenga una auditoria de la Jiapaz del ejercicio de los ongresos y una revision euxatova de la nomina..ademas que se de a conocer el resultado del foron de expertos en el tema del agua y de la problematica de la poblacio que no cuenta co el servicio de agua potable…esperemos estudios serios y soluciones reales…