ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM
ALEJANDRO CASTAÑEDA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. Las empresas que estén bien administradas no deberán cerrar operaciones cuando concluya la regulación del outsourcing como lo han advertido, aseveró José Luis Guardado Pérez, docente e investigador de la Unidad de Economía de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ)

“Las buenas empresas que justifican su presencia en el mercado deben encontrar las formas de gestión que las hagan productivas y que no se vean en riesgo por estas medidas”, declaró para NTR Medios de Comunicación.

Esto, después de que algunas asociaciones empresariales como el Centro Coordinador Empresarial (CCE) habían asegurado que de aprobarse la prohibición del outsourcing muchas empresas pararán operaciones.

Afirmó que el outsourcing es una medida que han tomado muchas compañías con el fin de reducir sus costos laborales y fiscales, por lo que se debe regular.

“Al igual que con la venta de facturas, las empresas tomaron estas medidas como modos para reducir lo que pagaban de impuestos y conceptos de salarios”.

El especialista reiteró que no debe ser una prohibición total, sino una regulación para garantizar los derechos y prestaciones de los trabajadores; “las empresas tienen que ver las formas de reducir sus costos, pero sin rebasar los marcos legales”.

Precisó que apenas hace un año las empresas recurrían regularmente a la compra de facturas para reducir cargas fiscales, lo mismo con las prestaciones de los trabajadores.

“El outsourcing es una puerta que las empresas no dudan en explorar; sin embargo hay que asegurarse que las empresas que lo ofrecen cumplan con salarios dignos”.

Opinó que las regulaciones que ha propuesto el gobierno federal son buenas, siempre y cuando se den reglas específicas que combatan las evasiones de responsabilidades fiscales y laborales.

Guardado Pérez argumentó que hay un outsourcing que es favorable para el rendimiento de las empresas y que se enfoca en servicios especializados como en seguridad, limpieza, publicidad, estacionamientos, arrendamiento de vehículos, entre otros.

“Muchas veces a una empresa le es más costeable y más eficiente subcontratar a una empresa, eso se vale y debe ser legal”.

Precisó que la ilegalidad del outsourcing se da cuando se recurre a éste para evitar el cumplimiento con los pagos de las prestaciones de trabajadores y las obligaciones con el fisco.

“Quien cumple una función específica en el mercado debe encontrar medidas de productividad, debe encontrar cómo afrontar estos costos, así como responden por los costos de transporte u otros”, concluyó.


Los comentarios están cerrados.