SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM

Inauguradas en mayo de 2019, las tres Universidades del Bienestar Benito Juárez (UBBJ) en el estado, carecen de instalaciones propias, se desconoce su forma de operación y, de acuerdo con Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), tampoco tienen validez oficial.

Tras la publicación del estudio Universidades en el Limbo, NTR recorrió los planteles, ubicados en Pinos, General Pánfilo Natera y Mazapil, donde no se identificó a personal directivo que diera cuenta sobre los avances de este programa y, en aulas improvisadas, los maestros se negaron a informar sobre sus actividades.

Por otra parte, la titular de la Secretaría de Educación de Zacatecas (SEZ), Gema Mercado Sánchez, reconoció que desconoce el seguimiento a estas casas de estudios, al estar impedida para preguntar, y la Delegación de Programas para el Desarrollo, del gobierno de México, rechazó que sea responsable de las UBBJ.

 

Opacidad

En los tres planteles, ningún docente quiso exponer el funcionamiento de estas escuelas de educación superior ni dar detalles sobre preparación, programa académico, matrícula, evaluaciones y regulación a las que son sometidos o recursos con los que cuentan.

Refirieron que la información está en la página de Internet de las UBBJ, donde sólo se explica que en Pinos se imparte Ingeniería Ambiental para la Sustentabilidad; en Pánfilo Natera, Ingeniería en Procesos Agroalimentarios, y en Mazapil, Ingeniería en Minas y Mantenimiento.

De acuerdo con el portal electrónico, el ciclo 2020 inició el 10 de febrero para las carreras en Zacatecas, pero de esto no hubo publicidad local; la última convocatoria difundida fue en junio de 2019, por la Delegación de Programas para el Desarrollo en el estado.

Los únicos requisitos de ingreso a las universidades son, según el sitio para solicitud: certificado de estudios de bachillerato, carta de motivos, Clave Única de Registro de Población (CURP), acta de nacimiento y comprobante de domicilio. No se especifica el plan de estudios.

Tampoco hay datos sobre el tiempo que duran estas carreras ni de si las UBBJ tienen el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE); MCCI asegura que no ha sido tramitado por ninguno de los planteles.

Sin ‘cabeza’

En Pinos, una docente, quien no dio su nombre y dijo que imparte la materia de física, respondió que, aunque no están impedidos para dar información sobre la universidad, no lo haría porque se tiene un coordinador para darla, de nombre Anthon Araujo Velázquez.

Pero esta persona no estaba en el plantel porque debía acudir a supervisar la construcción de lo que será el campus de la institución en ese municipio; al buscarlo en el sitio donde está la obra, tampoco se le localizó y no se ofrecieron vías de contacto para entrevistarlo.

En Pánfilo Natera, un joven que dijo llamarse Gustavo, quien inicialmente advirtió que reservaría sus apellidos y que en el momento de la visita impartía una clase que se negó a especificar cuál era, también rechazó hablar sobre el programa.

Del plantel en Pánfilo Natera, se sabe por un boletín de la delegación del Bienestar que el nombre del director es Gustavo Valdez. Sin embargo, al igual que en Pinos, el que se presentó como maestro justificó que era necesario dirigirse con el coordinador estatal, del que no precisó datos.

Lo mismo fue en Mazapil, donde la directora del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), Yurilia Juárez Juárez, quien también es coordinadora de la universidad del Bienestar, no quiso ser entrevistada sobre el tema.

Argumentó que primero debía hablar con el resto de los docentes y, además, solicitar permiso al coordinador, de quien mencionó que atiende en Michoacán y que la única manera de contactarlo es vía telefónica, pero no proporcionó más datos ni contacto de esta persona.

Al solicitar información al vocero de la Secretaría de Bienestar en Zacatecas, Gerardo Flores, explicó que estos centros de educación superior no son responsabilidad de la delegada Verónica Díaz Robles, pese a que ella fue quien los inauguró el año pasado.

Hasta diciembre de 2019, ésa era la oficina federal que informaba sobre las UBBJ. El día 12 de ese mes, informó que la delegada acudió personalmente a supervisar la construcción del inmueble para la universidad en Pinos, a cuya primera etapa se destinaron 3 millones de pesos.

También en diciembre de 2019, la delegación dio a conocer que Díaz Robles repartió becas en los tres planteles. A través de los boletines de esos eventos, se detalló que entonces había 187 alumnos en la primera generación, a quienes se les daban 4 mil 800 pesos bimestrales de beca. En el año actual no se sabe cuántos de esos estudiantes permanecen, o si aumentó el número.

 

Sin instalaciones

Actualmente, ninguno de los tres planteles de las UBBJ en el estado tiene instalaciones propias y sólo se constató que en Pinos se construye un campus que cuenta con tres cuerpos en un cerro a la entrada del municipio.

En tanto, los alumnos reciben clases en un edificio de departamentos ubicado sobre la calle González Ortega, a un costado de un expendio de cervezas. El edificio carece de letreros que indiquen que ahí es una universidad, por lo que no es posible identificarlo desde afuera.

Los dos departamentos habilitados como aulas tienen ventanas cubiertas con cartones gruesos, por lo que están oscuros y sin ventilación. Tienen varias mesas de plástico colocadas en herradura, rodeadas de sillas con unos 25 estudiantes que parecen hacinados para recibir clases.

En mejores condiciones están en Pánfilo Natera, donde usan como aulas la Casa de Cultura Municipal Claudia Anaya Mota, ubicada en la avenida 16 de septiembre. Donde se imparte un taller de literatura y redacción, se habilitó el salón de clases improvisado para los universitarios.

En Mazapil, los alumnos asisten al Conalep, donde la directora aseguró que ya tienen un terreno donde se construiría el campus de la UBBJ, pero no precisó cuándo ni cuánto recurso le fue asignado.

 

Sin conocimiento

La secretaria de Educación de Zacatecas, Gema Mercado, admitió que desconoce programas y matrículas de las universidades del Bienestar Benito Juárez. Explicó que no puede preguntar sobre estas instituciones y, por lo tanto, no se sabe si cuentan con el registro de validez.

“Existe un procedimiento estatal para otorgar el RVOE y hasta el momento no ha sido tramitado ante la secretaría”, aclaró la funcionaria estatal. Sin embargo, acotó que el trámite también puede realizarse con la Federación, “así que suponemos que llegará por la vía federal, sin que seamos notificados”.

La secretaria de Educación en la entidad agregó que, en caso de que las instituciones necesitaran apoyo, el estado ofrece “toda la disposición para atender los requerimientos que nos hagan”.

 


Los comentarios están cerrados.