STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Ante las constantes violaciones de derechos humanos de las mujeres privadas de su libertad en el estado de Zacatecas, la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre solicitó al gobernador de la entidad, Alejandro Tello Cristerna, generar medidas eficaces tendientes a la protección integral de las internas.

Asimismo, mediante un punto de acuerdo presentado al Pleno del Senado, la coordinadora del Grupo parlamentario del Partido del Trabajo pidió informe actualizado sobre los hechos ocurridos en la Cárcel Distrital de Calera, un penal varonil, donde una interna fue abusada por el jefe de custodios.

La legisladora por Zacatecas también solicitó al titular de la Secretaría General de Gobierno del estado de Zacatecas, Jehú Salas Dávila, establecer los canales de colaboración entre las distintas autoridades del estado y nacionales para investigar y sancionar los abusos cometidos en contra de la mujer que fue recluida en el Centro Distrital de Calera.

En el exhorto legislativo, Geovanna Bañuelos solicitó al titular del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Zacatecas, Arturo Nahle García, aplicar los estándares internacionales de derechos humanos en sus determinaciones judiciales, a realizar una vigilancia periódica de la ejecución o cumplimiento de las penas, así como a la supervisión de la observancia del respeto y garantía de los derechos de las mujeres personas privadas de la libertad.

En el caso específico de la mujer que fue abusada en la cárcel de Calera, la líder petista exigió al titular de la Fiscalía Especializada en Atención a Delitos contra las Mujeres por razones de Género, Fátima Encina Arroyo, investigar con perspectiva de género, a judicializar el caso de Calera y dar impulso a la investigación penal contra el custodio que se encuentra prófugo; asimismo, a investigar y castigar las acciones y omisiones de las autoridades que pudieron haber vulnerado los derechos humanos de la víctima.

Señaló que una de las justificaciones para recluir a una mujer en una cárcel varonil según las autoridades locales corresponde a la sobrepoblación que registra el reclusorio femenil de Cieneguillas, el cual es para 150 internas y que actualmente tiene 20 mujeres arriba de su capacidad.

Geovanna Bañuelos aseguró que el problema de la sobrepoblación no es nuevo y en el Informe especial de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos sobre las mujeres internas en los centros de reclusión de la República Mexicana, realizado en 2014, ya se habían registrado diversas irregularidades, como deficientes condiciones materiales, insuficiencia en los servicios, desigualdad entre las áreas varonil y femenil, alimentación deficiente, maltrato, sobrepoblación y hacinamiento, autogobierno, cobros y privilegios, inadecuada separación y clasificación, y aplicación discrecional de sanciones disciplinarias.

“De esa forma, ni los diagnósticos de la CNDH, ni la actuación o investigación de las autoridades en este caso o en casos previos han permitido frenar las violaciones de los derechos de las mujeres privadas de su libertad. Por el contrario, este caso ha evidenciado la falta de corresponsabilidad por parte de las diversas autoridades del Estado”, aseveró la senadora zacatecana.

Por ello, solicitó a diversas autoridades del estado emprender acciones para garantizar el derecho a la reinserción social de las mujeres privadas de la libertad e iniciar un programa de capacitación con perspectiva de género dirigido al personal que atiende a las internas.

“Para el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo visibilizar la situación de las mujeres internas en centros penitenciarios es fundamental”, señaló Bañuelos de la Torre.


Los comentarios están cerrados.