ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES / NTRZACATECAS.COM

El Comité Ejecutivo y agremiados del Sindicato del Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (SPAUAZ) llamaron a votar por el sí a la huelga “como un acto de dignidad”, luego de que el rector Antonio Guzmán Fernández les negara la prórroga que solicitaron al emplazamiento.

En la tercera Asamblea General del SPAUAZ, que al igual que las anteriores registró una reducida participación, el líder gremial Pedro Martínez Arteaga convocó a los docentes a participar en el plebiscito que se realizará de las 8 a las 18 horas de este miércoles, en las instalaciones de la organización.

Maestros de la máxima casa de estudios reprocharon la respuesta recibida por la administración central, al criticar que el argumento de rechazo a la extensión del tiempo para la votación fue por lo precipitado de la entrega de la solicitud.

Además, consideraron “parcial e insatisfactoria” la respuesta con los ofrecimientos de la Rectoría, sobre todo en cuatro puntos “irrenunciables”: el pago de la seguridad social, la promoción de categoría, la seguridad laboral y el rescate de las plazas de nueva creación o de las disponibles por defunción o jubilación.

El secretario general del SPAUAZ calificó como la resolución como decepcionante, al recordar que Guzmán Fernández es ex dirigente del sindicato y “sabe lo que estábamos pidiendo, que no era algo imposible”.

“Se podía dar y le convenía para ir con mejores armas a negociar a Ciudad de México el clausurado de seguridad social, donde dependemos todos. […] Fue una desafortunada decisión del rector negar la prórroga”, enfatizó.

Pedro Martínez acusó que, si el documento no se aprobó, fue porque se mintió y el convenio para renegociar la deuda y otros pendientes con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (Issste) no será firmado el 28 de febrero, como se estableció.

“No seamos paganos de modificaciones que comprometan o afecten al SPAUAZ”, advirtió el dirigente sindical, quien reconoció que por la sucesión en la rectoría y el comité del gremio hay posibilidades de que los profesores sean “inducidos” a votar por el no a la huelga.

“Nos descuentan lo de seguridad social y él (rector) no la paga porque la convierte a salario, entonces, nos quitan nuestro dinero y no le pagan al ISSSTE, porque con eso compran conciencias y voluntades para las próximas elecciones”, recriminó.

 


Los comentarios están cerrados.