KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

Integrantes de la Unión Ganadera de Guadalupe acusaron a la familia López García de realizar actos ilegales para continuar al frente de la asociación; además de responsabilizarla de la posible pérdida del terreno donde se encuentran las oficinas de la Unión en este municipio.

Héctor Méndez de Lara, miembro de la asociación ganadera de Guadalupe aseguró que la Familia López García, quien tiene al frente de la unión ocho años y cuenta con 19 miembros dentro de la organización, se ha dedicado a desmantelar y dividir a los ganaderos, además de utilizar programas sociales a su favor.

Razón por la cual hizo un  llamado al Roberto Luévano para que “le diga a que gente no intervenga en los asuntos de la Asociación ganadera porque no les compete, funcionarios de la Secretaría a cargo del licenciado Roberto Luevano, están interviniendo prometiendo programas, apoyos, paquetes para tratar de comprar los votos”.

En la caso de la pérdida del terreno, explicó que el predio es una donación del ejido de Villas de Guadalupe, la cual se realizó en los años 70 y en sus cláusulas especifica que su uso será únicamente para las oficinas de la Unión Ganadera y nadie podrá venderlo o hacer uso diferente a lo estipulado.

Por su parte Margarito Nájera Martínez, ex presidente de la Asociación Ganadera de Guadalupe expuso que otra de las problemáticas a las que se enfrentan los ganaderos es a no tener apoyo por parte de la asociación es decir “no existe, para los ganaderos”.

Denunció que solo se le da apoyo a un círculo muy cerrado de personas, además de que se han entregado credenciales oficiales de la asociación a personas que no cumplen con los requisitos, acción con la cual dejan desprotegidos a las personas que realmente se dedican al ganado.

De igual manera el lanzamiento de una convocatoria para renovar la mesa directiva, la cual no cumple los requisitos que marca la ley ganadera.


Los comentarios están cerrados.