STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

Este lunes, la científica Katherine Johnson quien fuera la mente brillante de la NASA y una pieza fundamental para la llegada de la humanidad a la luna, ha muerto a los 101 años de edad.

La agencia espacial honró un legado que derribó las barreras raciales y sociales en “una época en que las computadoras llevaban faldas”, como solía decir la científica y matemática afroamericana.

La vida de Johnson no fue fácil, pues sufrió durante décadas por ser mujer y por ser afroamericana.

Sin embargo, todo su trabajo y dedicación quedó inmortalizado en la película Figuras Ocultas en 2016, donde la encarnó la actriz Taraji P. Henson.

Detrás del histórico aterrizaje del Apolo 11 en la Luna,  Katherine Johnson trabajó más de 14 horas diarias en el programa de retorno de la misión que comandó Neil Armstrong, conocido como Lunar Orbit Rendezvous.

“Katherine Johnson se negó a ser limitada por las expectativas de la sociedad sobre su género y raza, al tiempo que amplió los límites del alcance de la humanidad”, dijo el entonces presidente Barack Obama cuando en 2015 le impuso en la Casa Blanca la Medalla de la Libertad, máxima condecoración civil de EE UU.

Katherine Johnson supo desde pequeña que lo suyo eran los número, pues entró a estudiar matemáticas a la Universidad de West Virginia a los 14 años y después estudió un posgrado en el mismo centro educativo, convirtiéndose en la primera afroamericana en conseguirlo.

 

Foto: Facebook.


Los comentarios están cerrados.