SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA/NTRZACATECAS.COM

La Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) fue la cuarta a nivel nacional en la lista de instituciones públicas de educación superior con el mayor monto observado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), al registrar irregularidades por 449.3 millones de pesos en la Cuenta Pública 2018.

De los 620.4 millones de pesos señalados por el máximo órgano fiscalizador a Zacatecas, a la UAZ le corresponde más de 60 por ciento, mientras que el resto se divide en 152.2 millones de pesos para el gobierno del estado y 15.9 para la Legislatura local.

Entre los mayores montos observados por la ASF, la universidad de Zacatecas sólo está debajo de la de Chihuahua, con 823 millones de pesos señalados; la del Estado de Hidalgo, con 729.1 millones, y la Benito Juárez de Oaxaca, con 502.9 millones de pesos.

Estas cuatro casas de estudio representan, en conjunto, más de la mitad de los 4 mil 445.8 millones de pesos que la auditoría de la Federación detectó con anomalías en estas instituciones de nivel superior en el país.

En el caso de la UAZ, el órgano fiscalizador revisó mil 332.4 millones de pesos, que representaron 75.5 por ciento de los mil 763.7 millones transferidos a la UAZ mediante el Subsidio para Organismos Descentralizados Estatales 2018.

Se trata del Programa U006, que el gobierno de México, a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP), destina para “cubrir necesidades de gasto corriente (pago de nóminas de personal docente y administrativo) y, en menor proporción, de operación”, a fin de ampliar la cobertura de los servicios.

Improcedentes

Al 31 de diciembre de 2018, la UAZ no había ejercido 24.5 por ciento de los recursos transferidos, además la universidad incurrió en violaciones de la normativa, principalmente en materia de transferencia de recursos, registros e información contable y presupuestal, así como el destino de los recursos, servicios personales y adquisiciones, arrendamientos y servicios.

También se detectaron irregularidades en el cumplimiento de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, que generaron un probable daño a la Hacienda Pública Federal por 449 millones 315 mil 500 pesos, que representa 33.7 por ciento de la muestra auditada a la máxima casa de estudios.

Entre las observaciones, “se presume un probable daño a la hacienda federal por 14 millones 195 mil pesos más rendimientos por pago de bono a funcionarios, el cual no cuenta con aprobación del Consejo Universitario”. Destaca que, aunque la casa de estudios proporcionó la autorización, la auditoría refutó que “dicha prestación no es reconocida en el convenio de apoyo financiero”.

A la UAZ se le reclamaron 13 millones 882 mil pesos más rendimientos “por el pago de 87 trabajadores administrativos, de los cuales no se acreditó el cumplimiento del perfil requerido para el desempeño de los puestos asignados”. También se identificaron pagos improcedentes por 480 mil 751 pesos “a personal durante el periodo otorgado con licencia sin goce de sueldo”.

Otro pliego advierte “un probable daño por un monto de 417 millones 843 mil pesos más rendimientos por recursos del subsidio U006 2018 […] que no fueron comprometidos, devengados ni reintegrados a la TESOFE al término del ejercicio fiscal”.

Además, se emitieron promociones del ejercicio de la facultad de comprobación fiscal, en las que el órgano fiscalizador pidió al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) que audite a la UAZ para constatar el cumplimiento de sus obligaciones, “debido a que no presentó evidencia de haber realizado los enteros a ISSSTE y SAR-FOVISSSTE” en 2018.

Sin control

La ASF señaló que la UAZ carece de un adecuado sistema de control interno que permita identificar y atender los riesgos que limitan el cumplimiento de los objetivos del fondo depositado. Tampoco cuenta con un manejo ordenado, eficiente y transparente de los recursos, lo que incidió en las anomalías determinadas en la auditoría.

A esto se suma el incumplimiento de transparencia en el subsidio federal de 2018, ya que no se reportó la información con la calidad y congruencia requerida al cierre del ejercicio y se remitieron a la Dirección General de Educación Superior Universitaria (DGESU), en forma extemporánea, los estados financieros dictaminados y el total de sus relaciones analíticas.

Con base en estas deficiencias, la ASF concluyó que la UAZ “no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del subsidio, apegada a la normativa que regula su ejercicio”, por lo que se consideró “fundamental que se establezcan medidas que fortalezcan el control”.

En total, al concluir la auditoría practicada a la institución, se determinaron 20 resultados, de los cuales en cuatro no se detectaron irregularidades y 11 fueron solventados antes de la emisión del informe más reciente. Los cinco restantes generaron dos promociones del ejercicio de la facultad de comprobación fiscal, una solicitud de aclaración y cuatro pliegos de observaciones.

 

 

Negocian condonación de 300 mdp con ISSSTE

La Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) informó que su deuda con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) asciende a aproximadamente 750 millones de pesos, de los que pretende le sean condonados 300 millones.

Esto después de que, este martes, Luis Antonio Ramírez Pineda, director general del ISSSTE, calificó de “muy serio” el problema que enfrenta la institución porque entidades no reportan cuotas y aportaciones, lo que impide “invertir en equipamiento e insumos”, por lo que los convenios pretende regularizar sobre todo los enteros de cuentas de trabajadores.

El rector Antonio Guzmán Fernández afirmó que se está a la espera de que el ISSSTE analice el cumplimiento de la minuta que se firmó en Ciudad de México y de la conciliación de las cifras, para esta semana plantear la solicitud y que la junta directiva del instituto resuelva.

El monto de la deuda incluye actualizaciones, recargos y accesorios y se proyecta obtener el beneficio de la Ley de Ingresos 2020 en 40 por ciento del total. De lograrlo, se establecería una estrategia para saldar los 450 millones de pesos restantes, asegurando también cuotas y aportaciones.

Guzmán Fernández precisó que en el convenio de reconocimiento de adeudos, que sería sólo por las sub cuentas de vivienda y de retiro, deuda que se tiene con trabajadores y docentes de la UAZ, se estima “poder conciliarla como lo marca la ley, a 15 años”.

Las condiciones del ISSSTE son que la universidad esté al corriente con los pagos de 2019 y 2020, los que el rector afirmó se han realizado con oportunidad. “El año pasado pagamos íntegramente el concepto de seguridad social y al inicio de éste vamos al corriente y eso nos permite estar en mejores condiciones para negociar el convenio de reconocimiento con el instituto”.

 


Los comentarios están cerrados.