REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- La primera persona confirmada con coronavirus en la Ciudad de México se mantiene aislada en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

El mexicano de 35 años, quien viajó a Italia, donde también se registra un brote de la enfermedad covid-19, se mantiene bajo vigilancia en el área de urgencias.

Personal del hospital espera que en el transcurso del día sea trasladado al área de terapia intensiva o al pabellón cuatro, donde también se aísla a los enfermos, pero ahí tienen menor contacto con otros pacientes.

El INER activó un protocolo sanitario de prevención para todos los pacientes, que consiste en que, para cualquier enfermo, sólo él y un familiar pueden ingresar al hospital, tras aplicar medidas de seguridad como limpiar las manos con gel antibacterial, usar cubrebocas de alta eficiencia y guantes.

El personal de salud, sin importar el área en la que se encuentre, también usa estos insumos sanitarios mientras está laborando.

Junto con el paciente positivo, fueron aislados su esposa, su hermana y dos hijos, pues fueron las primeras personas que tuvieron contacto con él a su regreso el pasado 22 de febrero a la Ciudad de México, procedente de Italia, donde se habría contagiado.

El hombre comenzó con síntomas respiratorios el día 23 y este jueves se le hizo la toma de muestra para una primera prueba diagnóstica, la cual dio positivo a coronavirus, afirmaron fuentes del INER.

Indicaron que, según reportes, el hombre podría haber tenido contacto indirecto con 700 personas en un restaurante que es de su propiedad.

Trabajadores del INER se dijeron preocupados por la llegada de este nuevo virus a México debido a que este instituto, que será el principal hospital que atienda a personas contagiadas, opera con carencias.

Además, afirmaron, no cuentan con trajes de protección especiales para atender a los enfermos de coronavirus.

Grupo REFORMA publicó el 25 de enero que al INER le faltan monitores de signos vitales y ventiladores, indispensables para atender a los pacientes con dificultades respiratorias, uno de los síntomas de la nueva cepa, así como otros insumos básicos, según acusaron médicos y enfermeras.

 

Dulce Soto
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.