Reforma
Reforma

CIUDAD DE MÉXICO. La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) alega que las Secretarías de Economía y Salud incurrieron en doce violaciones legales durante el proceso de reforma para endurecer el etiquetado nutrimental de los alimentos.

Como parte de este amparo, la Jueza federal Laura Gutiérrez de Velasco concedió el 26 de febrero una suspensión provisional, que impide publicar en el Diario Oficial las reformas a la NOM-051-SCFI/SSA1-2010.

Los funcionarios responsables del proceso fueron Alfonso Guati, Director General de Normas de la SE, y Rafael Chong, Coordinador Jurídico de la Comisión Federal de Protección contra Riesgo Sanitario (Cofepris).

Un punto central del amparo es que, el pasado 24 de enero, la SE dio por concluido el proceso de reforma sin que aún existieran dictámenes de la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) sobre la Manifestación de Impacto Regulatorio (MIR) del proyecto.

Conamer había pedido aclaraciones a la MIR, y Guati las envió el 11 de diciembre, pero el primer dictamen preliminar de Conamer fue expedido hasta el 27 de enero, cuando ya se había aprobado la reforma, lo que según Concamin violó la Ley General de Metrología y Normalización.

«Una por una, las autoridades responsables violaron las obligaciones de mejora regulatoria contenidas en la Ley General, en contravención de los principios rectores de esa actividad Constitucionalmente protegida», afirma la demanda.

Concamin señala que entre octubre que inició el proceso de reforma, y enero cuando se aprobó, repetidamente solicitó información al Grupo de Trabajo creado por el Gobierno para procesar el tema -del cual formaban parte esa y otra cámaras industriales-, pero nunca recibió respuesta.

Se alega que en las convocatorias que SE y Cofepris enviaron para las reuniones de sus comités consultivos, citada para el 24 de enero, no se anexaron los documentos que se iban a discutir.

El mismo 24 de enero, a las 5:34 de la mañana, Guati envió un nuevo correo electrónico con dos documentos anexos.

Al terminar la reunión de ese día, la SE dio por aprobados los cambios a la NOM, según informó la dependencia en un comunicado.

El amparo también destaca que, en mayo de 2019, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia resolvió que el etiquetado vigente no viola derechos humanos, atiende recomendaciones internacionales y contiene información suficiente para los consumidores.

«No hay un modelo de etiquetado que indefectiblemente evidencie ser el idóneo, sólo se han emitido principios generales basados en estudios científicos, que recomiendan el contenido de la información nutricional», afirmó la Corte.

Como el nuevo etiquetado aún no está vigente, Concamin no lo impugnó en este amparo, pero podría hacerlo una vez que sea publicado en el Diario Oficial.

Por: Víctor Fuentes


Los comentarios están cerrados.