FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM

Como parte de las actividades que se desarrollan para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, se presentó en el Congreso del estado la iniciativa 3 de 3 por la no Violencia contra las Mujeres, por la activista Yndira Sandoval Sánchez.

En respuesta a la falta de normas en el país que impidan a los violentadores de las mujeres ser funcionarios, Sandoval Sánchez propone que los hombres que deseen ostentar a un cargo en el poder legislativo o del gobierno, comprueben no ser deudores alimenticios, no haber sido señalados por acoso sexual ni haber ejercido violencia contra las mujeres.

Durante la presentación de la iniciativa, la activista puntualizó que es evidente la falta de corresponsabilidad política en el fenómeno de la violencia de género, por lo cual sería relevante que a nivel federal y estatal se reconociera como un requisito de elegibilidad esta iniciativa 3 de 3.

Sandoval Sánchez amplió la iniciativa para que aparte de que se presente la 3 de 3 por la no violencia contra las mujeres, destacó que el objetivo es despatriarcalizar a la sociedad mexicana, ya que se trata generar una igualdad sustantiva.

Aclaró que la despatriarcalización no solo va enfocada a los hombres sino también a las mujeres ya que es una cuestión cultural que ha seguido en el país a lo largo de la historia pero se tiene que cortar.

“También debemos de situar que en este tema los enemigos no son los hombres, hay un contexto socio cultural, político y con contextos que siguen fortaleciendo al patriarcado, por lo que la despatriarcalización es para hombres y mujeres, se tiene que cambiar el chip lo que se traduce en la vida política como un proceso permanente”.

La activista por los derechos de las mujeres enfatizó que se debe reconocer al patriarcado desde otros rostros ya que no siempre se ubican y ejemplificó que el centralismo es patriarcal, “que los servicios estén centralizados es desigual”.

Entre otra de las propuestas que dio la activista fue que las empresas privadas cuenten con un Sello Violeta es decir que se suman a eliminar la desigualdad en los centros de trabajo, pues puntualizó que si bien cumplen con el 50/50 de empleadas y empleados, se tienen datos que el 50 por ciento de los hombres son los que tienen puestos en jefaturas y el otro 50 por ciento que son las mujeres son la fuerza laboral.

“Inclusive se tiene identificado que no hay directoras en las empresas privadas y las que existen ganan alrededor del 30 por ciento menos de lo que gana un director del género masculino”.

Sandoval Sánchez puntualizó que la iniciativa es con el fin de aminorar el machismo y el sistema patriarcal que se vive en México para construir igualdad de oportunidades.


Los comentarios están cerrados.