ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM
ALBERTO MORONES | NTRZACATECAS.COM

Zacatecas.- “La Iglesia no va cambiar por un huevazo”, expuso Sigifredo Noriega Barceló, obispo de la Diócesis de Zacatecas, luego de que activistas feministas arrojaran huevos a la fachada de Catedral, durante la marcha 8M correspondiente al Día Internacional de la Mujer.

Puntualizó que la postura de la Iglesia siempre será de respeto para estos grupos, al referir que “todos merecemos el respeto por ser seres humanos”; sin embargo, aunque estos movimientos sean positivos para hacer conciencia y unidad como mujeres, en temas como el aborto “la Iglesia no va cambiar”.

Refirió que, si bien todos son libres de expresarse, creer o comulgar con ideologías, la sociedad se debe unir y buscar acuerdos para contribuir a una ciudad más habitable.

En Catedral la misa de las 13 horas se tuvo que suspender, ya que el contingente que marchó realizó un mitin en la Plaza de Armas, y en el afán de proteger el inmueble de pintas o daños, los elementos de la policía impidieron el acceso a toda persona.

Aseguró que no fue solicitado el apoyo de elementos policiales y las vallas de contención, el gobierno fue quien los instaló para resguardar Catedral, por ser patrimonio cultural.


Los comentarios están cerrados.