KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM
KAREN CALDERÓN / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. El neucirugano Armando Rosales Torres, perteneciente al Hospital General Número 1 del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), denuncio la falta de insumos para realizar cirugías en la institución.

Lamentó que, aunque los pacientes culpan a los médicos por mal servicio y criminalizan el acto médico,“los doctores no tenemos nada que ver con la licitación de los insumos del instituto”.

Aseguró que la «regla» del Seguro Social es “esto es lo que hay, ponlo y punto. Nosotros (médicos) somos cómplices de eso, pero por qué lo vamos hacer, si mis compañeros y otros hospitales lo quieren usar que lo usen, pero yo no lo hago”,

Externó que uno de los grandes problemas dentro del IMSS es que “no son médicos los que licitan, sino ingenieros u otro tipo de profesionistas, Tan es así  –y con todo respeto– que el director general, Zoe Robledo, quien dirige una institución tan grande e importante como es el Seguro Social, es licenciado en periodismo”.

Refirió que la escasez y mala calidad de los insumos es un problema que se reproduce en cada uno de los estados de la República.

Rosales Torres detalló que, en el caso de neurocirugía, se han recibido válvulas de derivación ventrículo peritoneal –un sistema derivativo que va implantando dentro del cerebro por debajo de la piel y llega a la cavidad peritoneal en donde el líquido en exceso se absorbe– de mala calidad.

“Es un implante de mala calidad que va a ocasionar muchas repercusiones; al ser algo externo al cuerpo, se corre el riesgo que este lo rechace, y si se le suma la falta de calidad, los problemas son mayores”.

Ante dicha problemática, el médico mencionó que las autoridades del IMSS alegan que se trata de una pieza con defectos; sin embargo, contestó que: “las válvulas que pongo en el ámbito privado son de origen alemán o norteamericano y de muy buena calidad, [el problema es que] aquí en el sector público lo que nos dan no tiene control de calidad”.

Por esa razón, Rosales Torres solicita a los familiares de los pacientes a que compren válvulas de buena calidad, las cuales se ofrecen en el mercado en 20 mil pesos aproximadamente.

Finalmente, detalló que en el área de farmacia se encuentra un listado de cerca de 40 medicamos que no se encuentran disponibles, entre los cuales hay algunos utilizados para realizar quimioterapia.


Los comentarios están cerrados.