REFORMA
REFORMA

Cd. de México.- La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que en México tiene más de 1 millón 455 mil miembros, 220 diócesis y 13 templos, suspendió sus servicios en todo el mundo debido a la amenaza del coronavirus.

En una carta enviada a sus integrantes, informó de la suspensión inmediata de todos los servicios públicos de culto, incluidas las reuniones sacramentales, las conferencias de estaca o diócesis, conferencias de liderazgo y otras grandes reuniones.

«Hemos considerado el consejo de los líderes locales de la Iglesia, funcionarios gubernamentales y profesionales médicos, y hemos buscado la guía del Señor en estos asuntos», indicó.

La organización religiosa pidió que hasta nuevo aviso se realice cualquier reunión de liderazgo esencial a través de la tecnología y que los obispos consulten con su presidente de diócesis cómo poner el sacramento a disposición de los miembros al menos una vez al mes.

«Alentamos a los miembros en sus esfuerzos de ministración para que se cuiden unos a otros», advirtió.

En México, la Iglesia de Jesucristo tiene 1 millón 455 mil miembros distribuidos en 220 estacas o diócesis y 13 templos en Ciudad de México, Chihuahua, Yucatán, Oaxaca, Tamaulipas, Chiapas, Veracruz, Tabasco y Sonora.

En todo el mundo se han reportado 127 mil 863 personas contagiadas por el Covid-19 y 4 mil 720 muertes, principalmente en China e Italia. En México suman 16 infectados.

 

Jorge Ricardo Nicolás
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.