LO QUE VIENE

Hasta las copias les vamos a contar, advirtió el secretario de Finanzas, Jorge Miranda, quien sabe que uno de los mayores retos en tiempos de contingencia será concientizar a la administración estatal de la crisis que ya empezó, por la pandemia del coronavirus Covid-19. El panorama se advierte malo desde ahora, pues el estado ve disminuidas sus participaciones federales y sufre una importante presión, incluso antes de la tragedia.

Por lo pronto, se sabe que no cayó nada bien entre los burócratas el anuncio de Miranda sobre el alto a las “negociaciones” (en casos extorsiones) de los sindicatos. Miguel Ángel Toribio, líder del SUTSEMOP, puede ir despidiéndose del aumento salarial que, pese a las adversidades, no pretendía ceder este año. Lo mismo organismos descentralizados. Pero si no es por las buenas, la austeridad de cualquier otro modo será.

 

IRRESPONSABLES

De mero arriba, reclaman los Municipios, no se ve ayuda para acatar los protocolos sanitarios. Eso reprochó el alcalde de Río Grande, Julio César Ramírez El Campe, quien denunció que, pese a las advertencias, servidores de la Nación se saltaron la cuarentena y realizaron una entrega masiva de apoyos de la 4T. Y todo por SuSanto Valemadrismo. Acudieron al menos más de cien personas de aquella región, incluido Sombrerete, donde se acaba de confirmar un caso de la infección.

El panista calificó la reunión como una falta de sentido, pues recordó que las mismas autoridades de salud federales han impuesto la restricción a aglomeraciones. La senadora priísta Claudia Anaya se unió al reclamo: “¡queremos vivir!”. Llamó a que los representantes de la Federación en Zacatecas sigan lo que el mismo presidente López Obrador ha instruido y se busquen alternativas. Ahí le hablan a la delegada para Programas del Desarrollo, Verónica Díaz.

 

NO BONO

A los de la Cuarta Transformación les llueve sobre mojado. Resulta que otra vez fueron exhibidos por aplicar “a conveniencias” los apoyos sociales. Esta vez, circuló la votación de los senadores zacatecanos de Morena, Soledad Luévano y José Narro, contra una propuesta presentada por el albiazul Damián Zepeda incluir una reserva en la reforma al artículo 4 y que se contemplara una bolsa para garantizar bonos de 3 mil 207 pesos para los afectados por la crisis del coronavirus.

Pero vas pa’tras dijeron los legisladores, salvo la tricolor Claudia Anaya. Por lo pronto y pese a la declaratoria de la fase 2 de la pandemia, la Cámara Alta dio luz verde, con el dictamen “en sus términos”, para que los programas de AMLO se incluyan en la Constitución. La estafeta pasará a los Congresos locales; sin embargo, en el caso de Zacatecas los venenosos apuestan que ni la urgencia del primer mandatario es razón suficiente para que la Legislatura tome ritmo en las labores.


Los comentarios están cerrados.