FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM

Después de que el secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, anunció la posibilidad de refinanciar la deuda pública de Zacatecas y pedir dos años de gracia a las instituciones financieras que la manejan, los legisladores emitieron opiniones tanto en contra como a favor.

Ambas posturas coincidieron en que cualquier decisión se debe reflexionar para no afectar el sistema económico del estado.

A manera general, los legisladores Omar Carrera Pérez (Morena), Eduardo Rodríguez Ferrer (PRD), Luis Esparza Olivares (PRI) y José Guadalupe Correa Valdez (PAN), reconocieron que la propuesta se debe analizar para ver los plazos en los que se busca refinanciar la deuda, y para que en efecto los recursos se apliquen específicamente a fortalecer la economía zacatecana y no se malgasten.

El legislador Omar Carrera Pérez se posicionó en contra de la propuesta, ya que no se tiene información detallada al respecto, además de que un refinanciamiento se traduciría en atrasar más a Zacatecas en materia económica, pues a la fecha se han pagado cerca de 2 mil 500 millones de pesos de deuda pública.

“No puedo estar de acuerdo con esta medida, pero tampoco puedo caer en negatividad hasta que se haga un planteamiento formal, por eso yo propongo ajustes, programas de austeridad para que sea el propio gobierno el que se apriete el cinturón”, afirmó.

Carrera Pérez resaltó que este es un tema en donde deben estar implicados la Sefin, la Legislatura, los empresarios y la ciudadanía, “porque al final de cuentas hablamos de más deuda; si esa deuda se va a 20 años, los zacatecanos estaríamos pagando más de 14 mil pesos”.

Por su parte, Eduardo Rodríguez Ferrer expuso que a manera general estará a favor de la propuesta en cuanto se tengan todos los detalles y resaltó que la misma tiene que ser loable y dentro de las necesidades que realmente tenga Zacatecas, “pues no se trata abusar de los empréstitos”.

“A lo que yo entiendo, el gobernador nunca ha querido contraer deuda, sólo plantea una reestructuración y aprovechar la apertura de los bancos para diferir los pagos; sí habrá un costo ante esta propuesta, porque se tienen que seguir capitalizando los intereses que se generen”.

Rodríguez Ferrer desglosó que pedir un periodo de gracia sería contraer deuda, pues se estarían capitalizando los intereses del año o los dos años que se dejen de pagar; “esto finalmente es deuda, pero es más barato a sacar un empréstito y seguir pagando”.

El también presidente de la Mesa Directiva dio a conocer que Zacatecas sólo podría pedir un año como periodo de gracia para salvar este 2020, “porque en el presupuesto tenemos alrededor de mil 200 millones de pesos destinados a la deuda, pero el punto es que se dé sólo un año de gracia y este recurso se canalice a la cuestión económica, sin embargo, si se da, tenemos que vigilar que el recurso vaya a quien lo necesite para no tener sorpresas”.

Asimismo, Luis Esparza Olivares aseguró que está a favor del planteamiento, pues lo que se busca es el bien común de la economía zacatecana; “se deben tomar las medidas más importantes para Zacatecas, yo estaría respaldando al gobernador para que se puedan generar las mejores políticas sanitarias y económicas”.

El legislador resaltó que las gestiones de los periodos de gracia son positivas, ya que “el gobernador ha dado muestra de ser austero, prudente y con disciplina financiera”.

Por su parte, el diputado José Guadalupe Correa Valdez expuso que no se les ha planteado a los legisladores detalladamente el tema; “nosotros no tenemos certeza de cómo viene esta propuesta, por lo que en primera instancia se pediría revisarla con calma, pues se habla de una cantidad muy importante de recursos y por eso debemos ser responsables”.

Derivado de esta propuesta, el legislador reiteró que, si es ésta la intención del gobierno, los diputados pedirán la información detallada de la propuesta, ya que es preocupante pensar que se adquiera más deuda.


Los comentarios están cerrados.