EN APUROS

Primer acto: te armas un negocio inspirado en las guarderías del Sedesol. Segundo acto: te acoplas a un movimiento que promete acabar con la corrupción… como la de Sedesol. Tercer acto: el gobierno, al que ahora perteneces, restringe los recursos y te tardan la lana para tu changarro. ¿Cómo se llamó la obra? “Líderes sociales” en la Cuarta Transformación. Por la crisis en sus Cendi, José Narro sigue en pleito contra el estado y todo para no inconformar más de lo que ya tenía a la Federación.

El senador de Morena insiste al secretario de Finanzas, Jorge Miranda, que le ayude a salvar los pagos atrasados de las maestras de los centros, esos que opera con el Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ). Pero “los tiempos han cambiado”, le respondió Miranda, quien acusó a Narro de mentir y es que el oficio con el que el legislador supuestamente justificó el pago de 3 millones de pesos que adeuda a Zacatecas no es más que un requerimiento de auditoría. ¡Ups! También ahí debe.

 

SIN CONGRESO

Mientras que durante la contingencia se hacen esfuerzos para mantener las labores tanto en el servicio público como en la iniciativa privada, este miércoles la LXIII (63) Legislatura decidió suspender las actividades parlamentarias hasta el 20 de abril, aparte del mes que ya de por sí los diputados habían reducido de sus periodos. La Comisión de Régimen Interno y Concertación Política (CRICP) sesionará una vez por semana, o ahí cuando se requiera y si hay urgencias, informaron.

Víboras en home office critican que, sin proponer alternativas como trabajo vía remota, para parar sí hubo convenios rápidos y decretos fast track entre los legisladores. Tras las críticas y unas cuantas horas después, los de Morena aclararon que no estaban de acuerdo con la medida, pero “que la respetan”. Nomás advirtieron a su coordinador de bancada, Jesús Padilla, “estar a la altura de las circunstancias políticas” y se mantengan las sesiones en la CRICP. Alguien se tenía que sacrificar, ¿no?

 

POR LA LIBRE

Pero no para todos aplican beneficios como en el Congreso y son los ayuntamientos, insisten chismosos de todos lados, los que se resisten a acatar las medidas impuestas a nivel nacional. De acuerdo con el SUTSEMOP, en Calera, Cañitas, Nieves, Morelos, Trancoso, Tepechitlán y Santa María de la Paz o se “adelantaron vacaciones” obligatoriamente a los trabajadores, ignorando sus derechos, o no se han establecido las guardias para reducir el personal ni las precauciones sanitarias correspondientes, lo que expone a posibles contagios.

Ahí en las demarcaciones, donde las autoridades estatales de salud estimaban que quizá era menos probable que detonara el virus por poblaciones reducidas o lejanía, se advierten graves problemas porque cada alcalde parece andar por la libre, sin importar si es del PRI o aliados, de Morena o PAN-PRD. El líder del SUSTEMOP, Miguel Ángel Toribio, responsabilizó a los presidentes municipales si enfermara algún sindicalizado. Y parece, entonces, que la reunión a la que convocó el gobernador Alejandro Tello la semana pasada, para exhortarlos a “cooperar”, cayó en saco roto.


Los comentarios están cerrados.