MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) y el Servicio Nacional de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), invitaron a todos los propietarios de equinos a tomar precauciones para evitar las cinco enfermedades que sufren estos animales.

Estas son encefalitis, fiebre de los pantanos, paperas, cólico equino y tétanos, las cuales son controladas por los veterinarios de la Sader.

La encefalitis se produce por una infección que generalmente es trasmitida por la picadura de un mosquito, que genera una inflamación en el cerebro, causando convulsiones, parálisis y en muchas ocasiones la muerte.

Los cólicos tienen su origen en diferentes enfermedades, pero en general pueden deberse a la presencia de bacterias o cuerpos extraños en los intestinos y a la incapacidad del animal para eliminarlos en la materia fecal.

Para evitar cualquier tipo de contaminación o la muerte de los caballos, los ganaderos y propietarios realizan el control de mosquitos a través de la instalación de mallas mosquiteros en las caballerizas, la fumigación, la aplicación de repelente de insectos y el alejamiento de los animales.

Incubación

El animal sufre fiebre, somnolencia, anorexia, cojera, depresión, disminución de la visión, movimientos musculares involuntarios, deambula sin rumbo, presión de la cabeza contra objetos, marcha en círculos, parálisis, postración y pataleo, convulsiones y finalmente, la muerte.

En 2001, Jorge Luis Guzmán Domínguez, presidente de la Asociación Ganadera de Fresnillo, explicó que los más de tres mil ganaderos registrados ante la asociación, son capacitados por el Departamento de Sanidad de la Sader.

“Con estas acciones sólo se presentaron tres casos en 2019, hasta el momento no se han tenido decesos de equinos, no hay fechas exactas para estas enfermedades, por ello son capacitados durante todo el año”.

“Los médicos veterinarios realizan acciones cada mes, en donde se lleva un registro de todos los animales que se tienen para evitar alguna contaminación y brindar las recomendaciones necesarias a los propietarios de los equinos que hay en esta ciudad”, concluyó.


Nuestros lectores comentan