REFORMA / NTRZACATECAS.COM
REFORMA / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Al dar la bendición «Urbi et Orbi» en una Plaza de San Pedro sin fieles ante la pandemia por Covid-19, el Papa Francisco llamó a ser solidarios y dar esperanza en las horas en que «todo parece naufragar».

«En medio de la tormenta (Jesús) nos invita a despertar y a activar la solidaridad y esperanza capaz de dar solidez, contención y sentido a estas horas donde todo parece naufragar», dijo en su mensaje.

«Señor, bendice al mundo, da salud a los cuerpos y consuela a los corazones, nos pides que no sintamos temor pero nuestra fe es débil, tenemos miedo, nos nos abandones a merced de la tormenta».

Por primera vez en el milenio, el Papa rezó hoy en solitario ante la inmensa Plaza de San Pedro vacía para dar la indulgencia plenaria, perdón a toda pena y al mundo por la pandemia.

La bendición «Urbi et Orbi», a la ciudad y al mundo, se transmitió por televisión, Internet y radio.

Mediante la oración, los más de mil 300 millones de católicos podrán recibir el perdón a todos sus pecados, en un momento en que el confinamiento en los hogares afecta a más de tres mil millones de habitantes del mundo.


Los comentarios están cerrados.