XIMENA LOERA/NTRZACATECAS.COM
XIMENA LOERA/NTRZACATECAS.COM

La delincuencia no cesa en Río Grande. Esta vez, las balas le arrebataron la vida a un pequeño de apenas 6 años cuando él y su familia, con otros dos niños, fueron el blanco de un ataque armado perpetrado la tarde de este viernes.

Los hechos ocurrieron minutos antes de las 17 horas frente al Centro de Bachillerato Tecnológico Agroprecuario (CBTA) 20, en una gasolinera ubicada en la salida a la ciudad de Torreón, Coahuila, al norte de la cabecera municipal.

Por testigos se conoció que dentro de una camioneta pick-up, de la marca Ford, estaban las víctimas: un hombre, una mujer, el niño que murió asesinado y otros dos menores de edad. Un grupo de sujetos con armas de fuego los agredieron cuando el vehículo estaba cerca de las bombas, cargando combustible.

Al comenzar los disparos, el conductor intentó huir en la unidad motriz, incluso la pistola despachadora de gasolina se desprendió de la manguera y se quedó incrustada en el tanque del automotor; sin embargo, las balas alcanzaron a la familia.

El hombre, de 46 años, quedó herido; la mujer, de 31, también. Uno de los tres niños, de sólo 6 años, murió en el lugar y los otros resultaron ilesos. De los responsables del ataque, hasta el cierre de esta edición se desconocía su paradero.

Elementos de Protección Civil y Bomberos de la demarcación atendieron a la pareja y les brindaron primeros auxilios, para trasladarlos a un hospital. Tras una valoración médica, los menores de edad que sobrevivieron fueron resguardados por cuerpos de seguridad.

La zona fue acordonada para que elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) recabaran las primeras pruebas para iniciar la carpeta de investigación correspondiente. Se informó que se desplegó un operativo con autoridades federales, estatales y municipales para dar con los atacantes.

Nuevamente a través de un boletín, el Grupo de Coordinación Local (GCL), encabezado por el gobernador Alejandro Tello Cristerna, “condenó la cobarde agresión” e instruyó a las instituciones policíacas blindar el municipio, azotado por la pugna entre grupos del crimen organizado.

Se anunció que, luego del ataque, se reforzaron las corporaciones de la Base de Operación Mixta (BOM) instalada en este municipio y se solicitó a la Guardia Nacional incrementar el número de elementos en la zona norte del estado.

Foto Cortesía

Se queda Sombrerete sin policías por violencia

El alcalde de Sombrerete, Alán Murillo Murillo, informó que nueve de los elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) renunciaron por miedo, luego de que hace una semana cuatro de sus compañeros fueron asesinados en una emboscada.

El primer edil expuso que la policía municipal contaba con 61 efectivos, pero las muertes violentas de los dos mujeres y dos hombres de la corporación provocó que más elementos dejaran sus filas, pues pidieron su salida por temor.

Pese a que en Sombrerete hay presencia de la Policía Estatal Preventiva (PEP), así como elementos del Nonagésimo Séptimo (97) Batallón de Infantería destacamentados en la demarcación, no cesan los ataques del crimen organizado.

Murillo Murillo informó que la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) continúa las investigaciones sobre el asesinato de los policías municipales, para lo que se colabora con pruebas con las que pudiera lograrse dar con los responsables.

El alcalde negó que él tema por su vida. “Creo que todos los que nos dedicamos al servicio público tenemos ese riesgo, en el tema de inseguridad pública con algunos de los integrantes del crimen organizado, pero el que nada debe nada teme”, enfatizó.


Nuestros lectores comentan

  1. «…Tello Cristerna, “condenó la cobarde agresión” e instruyó a las instituciones policíacas blindar el municipio, azotado por la pugna entre grupos del crimen organizado.»
    Pura palabrería. Pueden estar 5000 elementos policiacos y ni así van a eliminar la violencia, por la sencillícima razón de que solo van a hospedarse, no a acabar con los maleantes.
    tello, el tarado camperros y el pelón fiscal saben en donde son las guaridas de los delincuentes, ni que fuera tan grande el rancho, pero se hacen pendejos por cualquiera de las dos razones: están comprados o tienen miedo….o las dos.

  2. «…Tello Cristerna, “condenó la cobarde agresión” e instruyó a las instituciones policíacas blindar el municipio, azotado por la pugna entre grupos del crimen organizado.» No pos ya este bato condenó la agresión, entonces ya quedó solucionado el asuntacho.
    Ni aunque tengan 5000 elementos policiacos van a lograr nada en contra de la delincuancia organizada, pues solo los mandan a hospedarse no a atacar a los grupos delictivos.
    tello, el tarado de camperros y el pelón fiscal saben de quienes se trata y en donde están, ni que el rancho fuera tan grande. Solo que están comprados o les tienen miedo…o las dos cosas.