STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

CIUDAD DE MÉXICO. Con el fin de garantizar mejores condiciones de trabajo a médicos residentes que prestan sus servicios en el sistema de salud del país, el Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo busca que hospitales públicos y privados les reconozcan y respeten sus derechos laborales y humanos.

Mediante una iniciativa presentada al Senado de la República por la senadora Geovanna Bañuelos, coordinadora de la fracción parlamentaria, se busca reformar la Ley General de Salud y la Ley Federal del Trabajo para eliminar prácticas de maltrato hacia los médicos residentes.

“Ante los momentos de contingencia por los que atraviesa el país y el mundo entero por la propagación del Covid-19, la labor de todos los que integran el sistema de salud es fundamental para superar esta crisis”, destacó la legisladora por Zacatecas

En este sentido, dijo que es necesario garantizar el reconocimiento a los derechos laborales y una remuneración justa para todos los médicos residentes de México, tanto por parte hospitales públicos como privados, ya que actualmente atraviesan por un momento de incertidumbre laboral.

La Ley Federal del Trabajo reconoce que existe una relación laboral entre los médicos residentes; al mismo tiempo define la residencia como el conjunto de actividades que debe cumplir un médico en período de adiestramiento durante la realización de estudios y prácticas de posgrado.

“Lo anterior, ha llevado a que en algunos órganos jurisdiccionales no se reconozca la relación laboral que existe entre las y los médicos residentes con la persona moral o física de quien dependa la unidad médica receptora de residentes bajo el argumento de que entre ellas existe una relación académica, de instrucción y adiestramiento profesional.”, apuntó Geovanna Bañuelos.

El documento presentado al Senado de la República señala que los médicos residentes en México, además de encontrarse en una incertidumbre laboral, durante su estancia formativa como médicos especialistas reciben por parte de sus superiores diferentes tipos de maltrato, como explotación laboral, discriminación; hostigamiento laboral; acoso sexual; jornadas excesivas de trabajo; falta de atención a sus denuncias; castigos con jornadas mayores a las establecidas en el reglamento o con guardias, extras entre otros.

Además, destaca que entre los maltratos que son objeto por parte de sus superiores jerárquicos, están los comentarios ofensivos y el trato despectivo y denigrante.

Por ello, se propone que las diferentes unidades médicas brinden capacitación obligatoria en derechos humanos al personal que tenga a su cargo médicos residentes.

Así como incorporar el respeto a los derechos humanos y la dignidad, en los reglamentos internos de los hospitales o unidades médicas, como lo establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en los tratados internacionales de los que el Estado mexicano es parte.

En la iniciativa turnada a las comisiones unidas de Salud, y de Estudios Legislativos Segunda, se señala que existe deserción de los médicos residentes, de los estudios de especialidad y síntomas agudos de depresión y de ansiedad.

Por último, la senadora Geovanna Bañuelos, apunta en el documento que, para lograr una mejor atención y calidad hacia los pacientes, necesariamente se debe proteger la situación jurídica y laboral de todos los médicos residentes.


Los comentarios están cerrados.