SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM

Trabajadores de las plantas APTIV-2 y de Jhonson Electric, ambas ubicadas en Guadalupe, revelaron que la parte patronal los envió a sus casas a consecuencia de la emergencia sanitaria generada por el Covid-19 con una reducción en su salario de 30 y 50 por ciento respectivamente.

En ambos casos se acordó que las prestaciones se pagarán al 100 por ciento durante el tiempo que los trabajadores están en su casa.

Estas medidas se toman luego de que el gobierno federal anunciara que a consecuencia de la emergencia sanitaria los patrones están obligados a pagar el salario completo a sus empleados al menos hasta el próximo 30 de abril.

Petra García, dirigente sindical en la planta APTIV, explicó que este acuerdo se tomó el pasado martes con la empresa y que afecta de manera grave a los empleados.


Los comentarios están cerrados.