MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA | NTRZACATECAS.COM

Fresnillo.- Por no cumplir con las reglas de sanitarias de salud ante el coronavirus Covid­-19, más de 800 comerciantes que laboraban en el Centro de Abastos, fueron reinstalados en el domo de la feria, a fin de mantener mayor control en materia de higiene.

En estas acciones participa Juan Manuel Loera López, secretario de gobierno; Rubén Rentería Elizondo, director del Departamento de Sanidad; Francisco Javier Gutiérrez, titular de Comercio, Plazas y Mercados, así como Víctor René García Magallanes, titular del Departamento de Protección Civil (PC), entre otras áreas de la administración municipal.

En las primeras horas de este domingo, los comerciantes con giros de comida, legumbres y frutas, semillas, ropa, zapatos, fierros y otros artículos, fueron cambiados de lugar, debido a que se detectó que ni los propios comerciantes ni los compradores guardaban la debida distancia, ni tampoco respetaba el control sanitario.

De esta manera, en el domo de la feria, las autoridades municipales vieron un mayor espacio para reinstalar todo el comercio con al menos tres metros de distancia y se permitió también verificar que los establecimientos de venta de comida realizaran sus instalaciones de gas con las óptimas condiciones.

En el espacio se instalaron cuatro dispensarios con igual número de tinacos de mil litros de agua cada uno, además de que a todos se les obsequió jabón y agua para que los comensales se laven las manos y se colocaron expendedores de gel antibacterial en las cuatro entradas del domo para reforzar la labor de cuidado entre los asistentes.

Los habitantes acudieron como cada fin de semana a realizar sus compras, evitando en lo posible representar algún problema de salud para otros, de acuerdo con las indicaciones de las autoridades municipales.

Los elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM) se encargaron de vigilar que todos los comerciantes respetaran las reglas establecidas.

Estas acciones fueron autorizadas previamente por el Comité Municipal de Atención a la Contingencia Sanitaria Covid-19, que están pendientes de cada situación que se presente para salvaguardar la salud de los habitantes.

A decir de las autoridades, no sólo se vigiló el Domo de la Feria, sino también se realizó la vigilancia en otros tianguis como los que se instalan en las colonias Francisco Villa y Francisco Goitia, que son los más visitados por habitantes de la cabecera y los municipios del norte.

De igual manera, como parte de las acciones de la contingencia, fueron cerradas al público las visitas a las presas del municipio, debido a que continuaba asistiendo gente sin la menor precaución, por tanto, no se permitirá el acceso hasta nuevo aviso.


Los comentarios están cerrados.