REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Si el gobierno mexicano se mantiene en la inacción, se podrían perder entre 1 y 1.5 millones de empleos formales por la crisis económica derivada del Covid-19, advirtió el sector patronal.

Insistió en que la economía mexicana requiere un plan de rescate económico por lo que exhortó al Presidente a utilizar herramientas fiscales y presupuestarias para hacerlo.

«Convocamos al presidente de la República para que utilice las herramientas fiscales, presupuestarias y de concertación social de que está investido para evitar que cientos de miles de personas vean desaparecer sus trabajos y millones de mexicanos empobrezcan por la pérdida del ingreso familiar», subrayó Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Afirmó que este plan de rescate económico debe construirse con base en las mejores prácticas internacionales y no sobre prejuicios ideológicos.

Durante la crisis de 2009, dijo, el porcentaje de la población en pobreza pasó de 44.4 a 46.1 por ciento.

«Nos tomó una década poder borrar este efecto y recuperar la tendencia a la baja. Todo este esfuerzo se podría esfumar en unos meses», advirtió Coparmex.

Añadió que las peores consecuencias de una crisis son los efectos que viven las familias en la disminución de sus ingresos como consecuencia del cierre de empresas y el desempleo.

«Le hacemos un llamado al presidente de la República, para que en su calidad de Jefe de Estado, vele por el bien y la cohesión de toda la Nación, y no incumpla con los deberes éticos, políticos y jurídicos que le imponen estas horas aciagas del País», subrayó el líder sindical.

Por: Veronica Gascón


Los comentarios están cerrados.