FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM
FRANZELY REYNA / NTRZACATECAS.COM

ZACATECAS. El secretario de Finanzas, Jorge Miranda Castro, compareció ante la LXIII (63) Legislatura para aclarar y desglosar la reforma a la Ley de Ingresos y el Decreto de Egresos para el Ejercicio 2020, con respecto a la reasignación del gasto.

El funcionario dio a conocer a los diputados las medidas que mejor consideró el gobierno del estado para afrontar los efectos económicos que ocasionó la pandemia del Covid-19, entre ellos, la reducción de más de 300 millones de pesos en el Presupuesto 2020, e incluso planteó la posibilidad del refinanciamiento de la deuda por un periodo de gracia.

Sobre esta última opción, argumentó que la contratación de créditos no debe estigmatizarse, si los recursos se usan para generar empleo y desarrollo; sin embargo advirtió que, tanto adquirir nuevos montos como el refinanciamiento, implica que el estado aumente la deuda pública que recibió la actual administración.

Es decir, que si se otorga un periodo de gracia por tres meses, el gobierno se ahorraría alrededor de 150 a 200 millones de pesos, pero se tendrían que pagar posteriormente con intereses, “lo que significaría que la deuda incremente al final; no se vería ningún avance en lo que ya se pagó hasta este momento”, explicó.

El secretario también dio a conocer que vienen caídas importantes en los ingresos federales, derivadas de la disminución de la recaudación tributaria a nivel nacional; se estima una pérdida de mil 471 millones de pesos, “un desastre económico para Zacatecas”, afirmó.

“Lo que va a dejar de recibir el estado por sus propios impuestos se verá sobre todo en que va a dejar de percibir el Impuesto Sobre la Nómina y el pago de las obligaciones relacionadas con el control vehicular, una parte por los beneficios fiscales y por otra porque las recaudaciones se paralizaron cuando comenzó la pandemia”, agregó.

Miranda Castro explicó que el cumplimiento de los ciudadanos en el pago de atribuciones era de 66.55 por ciento, y precisó que actualmente cerca del 34 por ciento de los zacatecanos no cubren sus obligaciones.

Resaltó que el cobro del impuesto ecológico se detuvo derivado a que algunas empresas, sobre todo las mineras, no son consideradas como actividades esenciales durante la emergencia, y pidieron al gobierno estatal que las negociaciones del pago se pospongan hasta el regreso a la normalidad.

Otra de las medidas que presentó ante el pleno de la Legislatura fue que, de intensificarse el problema, Zacatecas reduzca 25 por ciento los sueldos de los trabajadores de primer nivel y de confianza, así como 50 por ciento de percepciones extraordinarias.

En esta propuesta se exentaría al personal de salud, de seguridad pública y procuración de justicia.

Miranda Castro aseguró que el gobierno de Zacatecas confía en que el gobierno federal pueda apoyar económicamente a la entidad, para enfrentar la crisis que se avecina.

Adelantó que Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, ya respondió a la carta que envió el gobernador Alejandro Tello Cristerna para solicitar ayuda durante la contingencia.

“Confiamos y creemos que sí nos van a ayudar. Zacatecas ya hizo su tarea y lo que tenía qué hacer; estamos al límite, no hay otra figura impositiva que se pueda realizar, no hay gravamen que se pueda instrumentar”, aseveró.

Recordó que cuentan con el respaldo de Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público, quien antes de la contingencia había dado una respuesta positiva para ayudar a Zacatecas con recurso extraordinario.

“Reconocemos que el país ha cambiado, pero existen los fideicomisos y éstos ya tienen destino, confiamos en que se redistribuya el recurso a los estados como Zacatecas, sobre todo porque ya demostramos que nos manejamos de manera responsable”, concluyó Jorge Miranda.

 

Dudan diputados

 

En la comparecencia sobre la reforma a las leyes de ingresos y egresos de 2020, el tema más recurrente y cuestionado por los diputados fue la posible contratación de más deuda pública; legisladores, principalmente de Morena, descartaron ésta como una posibilidad viable, pues reprocharon que se dejaría en desamparo a las finanzas públicas estatales.

Especificaron que el gobierno de Zacatecas actuó responsablemente desde el inicio de la administración, con el fin de reducir la deuda del periodo del ex gobernador Miguel Alonso Reyes, y consideraron un desperdicio de recursos que se recontrate un nuevo crédito, sin siquiera cubrir parte del que ya se paga.

En contraste, la bancada del PRD reconoció como opción la contratación de deuda, pues aseguró que la situación lo requiere, sobre todo para que el dinero sea destinado a la generación de empleos y obra pública.

Externó su preocupación referente a las disminuciones de las participaciones federales hacia Zacatecas, y pidió un panorama de cómo se encontrará el estado en caso de que se hagan más reducciones.

Finalmente, solicitó una explicación más detallada de las disminuciones a los salarios de los trabajadores del gobierno del estado, pues aseguró que eso se debe hacer sin quebrantar los derechos laborales.


Los comentarios están cerrados.