MARLENE LUNA / NTRZACATECAS.COM
MARLENE LUNA / NTRZACATECAS.COM

FRESNILLO. Durante el tiempo de confinamiento, la violencia intrafamiliar ha crecido de manera preocupante; no obstante, es difícil llevar un verdadero registro de los niveles de esta violencia, ya que de las denuncias telefónicas que se reciben, en la mayoría de los casos las víctimas, principalmente mujeres, se niegan a seguir un proceso penal, por el miedo y/o las consecuencias que puedan tener.

Juan Carlos Parra Cruz, titular de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM), afirmó que las llamadas por este delito han aumentado hasta un 30 por ciento en los últimos días.

El director recordó que, cuando recibió el mando de la corporación, se recibían entre una y tres llamadas por día; ahora se reciben hasta 30 llamadas y las quejas se elevan aún más los fines de semana: jueves, viernes, sábado y domingo.

Uno de los principales factores que causan la violencia familiar es el consumo de alcohol por parte del cónyuge; también, influye la falta de recursos económicos para mantener a los hijos, lo que propicia peleas entre las parejas.

Cuando se realiza el reporte, elementos de la corporación acuden a dar auxilio, principalmente a la familia.

En caso de que alguna mujer haya sido lesionada, se pide el apoyo de los paramédicos para que la atiendan y, si es necesario, se le lleva a algún nosocomio, para que sea atendida

Algunas mujeres son canalizadas ante el titular de la agencia del Ministerio Público en turno, para que se realicen las investigaciones pertinentes sobre las agresiones que sufren, no sólo ellas sino sus hijos y el asunto se torna más grave.

De igual manera, informó Parra Cruz, se les brinda atención psicológica y se da cauce a los casos de maltrato al Centro de Atención a la Violencia y a la Secretaría de la Mujeres (Semujer), que le da seguimiento a los reportes.


Los comentarios están cerrados.