STAFF / NTRZACATECAS.COM
STAFF / NTRZACATECAS.COM

La delegación en Zacatecas de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) solicitó a los arrendadores que, durante la emergencia sanitaria, condonen las rentas y “otras obligaciones mensuales” establecidas en contratos.

Afiliados a la organización empresarial argumentaron que las ventas de estos negocios cayeron desde 80 hasta 100 por ciento, debido a que han optado por cierres totales o parciales, y en algunos casos operar con sólo servicio a domicilio.

Aseguraron que el principal compromiso de los encargados de estos establecimientos es cubrir el sueldo de los trabajadores y “evitar cualquier despido”, por lo que llamaron a “encontrar una solución mutuamente beneficiosa a favor de los que no pueden dejar de percibir ingresos”.

“Ellos son los que construyen diariamente historias en cada mesa con su cocina, servicio y hospitalidad. Nos toca darles de comer a ellos. Permítanos que los pocos ingresos que alcancemos durante esta emergencia se destinen al pago de sus sueldos”, expuso la Canirac a los arrendadores.

Resaltaron que “es imposible” mantener a las familias de los empleados “en cuarentena, y sin ingresos”, por lo que la industria restaurantera, como otras, enfrenta “dos retos simultáneos: proteger la salud de todos, y sostener la economía de los trabajadores”.

“Con ustedes, nuestros arrendadores, hemos construido valor económico, generando empleo y creando espacios de entretenimiento únicos. Hoy nos toca ponernos de acuerdo a favor de nuestros trabajadores, para que ellos no tengan que optar entre su salud y encontrar otra fuente de ingresos”, reiteró la Canirac.


Los comentarios están cerrados.