STAFF/NTRZACATECAS.COM
STAFF/NTRZACATECAS.COM

Tras hacer un llamado urgente a permanecer en casa y no bajar la guardia, el gobernador Alejandro Tello Cristerna anunció que se intensificarán las medidas sanitarias para reducir la movilidad de personas en Zacatecas, pues luego de las vacaciones se ha incrementado de manera considerable el número de contagios y muertes por COVID-19.

Pese a haberse rebasado la cifra de los cien casos del nuevo coronavirus, con 117 en total, el mandatario estatal reconoció que la población ha relajado las medidas de confinamiento y sana distancia, de modo que consideró imperante que las autoridades sean más estrictas para que se cumplan las normas sanitarias.

“Si me preguntan, ¿vamos bien? No, definitivamente no. Íbamos bien, y algo pasó, sobre todo posterior a Semana Santa. La ciudadanía se relajó, la ciudadanía se salió y se está muriendo. La autoridad está al máximo tratando de meterla a su hogar, de llevarla a su casa, pero está siendo complicado”, admitió.

Recordó que la trascendencia de reducir la movilidad es evitar la multiplicación de casos, sobre todo cuando “prácticamente en todos lados está el virus”.

Destacó que en el estado el primer positivo fue tardío, en comparación con otras partes del país, por lo que “vamos con 10 a 15 días de atraso” y, “si la gente no responde, cuidado, porque nos vamos a arrepentir”.

“Nuestra cúspide de la curva no sería el 6 [de mayo], como se maneja a nivel nacional. Los epidemiólogos en Zacatecas esperan el punto más alto el 20”, especificó Tello Cristerna.

Para la entidad, apenas viene el periodo crítico, insistió, y subrayó la importancia de evitar reuniones sociales en fechas como el Día de la Madre, después de lo que se vivió en el Día del Niño.

Aunque aseguró que “hay una atención de primera en el sector salud”, además de que “tenemos grandes capacidades médicas y contamos con todos los insumos”, explicó que con la “irresponsabilidad en estos momentos” crece la vulnerabilidad de no contar con suficiente capacidad en los hospitales, de continuar en aumento el número de contagios.

El gobernador calificó como preocupante que en la semana reciente hubiera “un número muy grande de decesos: todos pacientes con otra morbilidad: diabéticos, hipertensos”; de los pacientes nuevos, precisó, aproximadamente 95 por ciento padecen condiciones adversas.

Consideró que el mensaje es “que tenemos que cuidarnos mucho, también a las demás personas”.

“Ahora hay mucha gente que no está ayudándole a Zacatecas, que está en la calle. Si tienen que salir, deben usar cubrebocas, cuidar la sana distancia”, apuntó.

Añadió que los comercios que no presten un servicio esencial deben permanecer cerrados, toda vez que aplaudió que haya empresas que han sido muy responsables.

Los problemas, puntualizó Alejandro Tello, es que “seguimos teniendo tianguis, espacios llenos”. Señaló a la “gente que no vive al día y se trata de pasar, no puedo decir de lista, porque están metiendo la muerte a su casa o a la del vecino”.

Al referirse a los comerciantes que se resisten a la suspensión, alertó: “están matando gente, así como los que no están respetando medidas”.

Agregó que las brigadas para acompañar al sector salud en los municipios, “por la seguridad”, “no se dan abasto”, por lo que aceptó que “no hay capacidad de personas para lograr cerrar la totalidad”.

Argumentó que el estado es grande y la población dispersa, por lo que los más de mil 200 elementos de seguridad son insuficientes para las 58 demarcaciones.

“A decir de algunos, quien está fallando es la autoridad. No hay autoridad en este país, y dudo que, en el mundo, que pueda detener a toda una población”, sentenció.

“Qué pueden hacer 10 policías estatales en municipios como Zacatecas, Guadalupe, Fresnillo, con toda su extensión y su población. No es posible”.

En este punto, el gobernador resaltó el trabajo de los alcaldes, que expuso, se rebasa, “si no hay compromiso”. “No nos estamos dando cuenta del momento histórico que nos está tocando vivir: el día de mañana nos vamos a arrepentir y cada uno tendrá en su conciencia su actuar”, concluyó.

 

Más medidas

En reunión del Grupo de Coordinación Local (GCL), el gobernador Alejandro Tello Cristerna ordenó endurecer las medidas sanitarias y las acciones para que se cumpla el confinamiento, ante el aumento de contagios de COVID-19 en el estado.

El mandatario instruyó a que las corporaciones de seguridad estatales, en coordinación con las federales, refuercen los recorridos de vigilancia, el perifoneo y la verificación para que los comercios no esenciales permanezcan cerrados, sobre todo en Río Grande, Fresnillo, Zacatecas y Guadalupe.

Más tarde, se difundió que se trabaja para implementar un Hoy No Circula en Zacatecas durante la contingencia, y que los municipios cierren los panteones, y concientizar a restauranteros para este 10 de mayo, a fin de evitar aglomeraciones por el Día de la Madre.

Las estrategias tienen como objetivo disminuir la movilidad de personas y evitar más contagios y propagación del virus durante la Fase 3, que se considera la más crítica de la epidemia.

El titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Jaime Flores Medina, notificó que los ocho médicos del Sistema de Emergencia 911 atendieron 2 mil 589 llamadas relacionadas con el COVID-19, de las cuales 333 fueron canalizadas al área de epidemiología.

 


Nuestros lectores comentan

  1. La ignorancia es muy relevante en los zacatecanos que sigue saliendo. por no creer en la contigencia sanitaria de salud. Que voy vivimos y no ponemos el ejemplo a nivel nacional. Puro pretexto para a dar en la calle de que se vive al día…

  2. Salgan a ver las nesecidades en cada casa como cuando andan quedando de guenos para nada toquen puertar y sin umillar sla jente subiendo sus fotitos donde dan su miseria de despensas

  3. Quedarse en casa y que solo 1 persona salga a traer comida y con cubre boca es lo único que nos puede salvar y desinfectar todo lo que trae

  4. Y porque exige que el pueblo se quede en casa, cuando el gobierno no prohibió a los consecionarios de autobuses que siguieran trayendo gente de otros estados incluso de e.u. la gente se relajo porque el gobierno no hizo bien su trabajo, el pueblo obedeció y el gobierno no respondió con obligar al resto del pueblo pudiente económicamente y los dejo hacer lo que quisieron